Obras viales mejoran conectividad en el Eje Cafetero

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) firmó un otrosí con el concesionario Autopistas del Café, a cargo de la vía Armenia- Pereira-Manizales, con el que se desarrollarán nuevas obras que potenciarán la conectividad y la movilidad del Eje Cafetero. Los trabajos tendrán una inversión de $22.000 millones.

Con este otrosí, que se da gracias a los excedentes del recaudo por peajes, se continuará la construcción de 850 metros de la segunda calzada en el Par Vial Campoalegre, entre Santa Rosa de Cabal y Chinchiná; además de otras obras de mantenimiento rutinario y periódico en este importante tramo.
“Estas nuevas obras en concesiones de primera generación demuestran el compromiso del Gobierno nacional en fortalecer la infraestructura del país y evidencian que las inversiones que hacen los usuarios en peajes se materializan en vías más modernas y seguras”, para el presidente de la ANI, Manuel Felipe Gutiérrez.

Es de recordar que la ejecución del Par Vial Campoalegre se viene desarrollando después de la suscripción de un otrosí, en diciembre de 2018, el cual incluyó la construcción del intercambiador a desnivel El Jazmín (ya en ejecución) y la construcción de 1450 m de vía conectante, al igual que los 850 metros de segunda calzada.

Con todas estas obras se avanzará en uno de los tramos de la concesión que aún no están en doble calzada entre Pereira y Manizales. Incluso, en estos trabajos se incluirá la ampliación de la estación del peaje Tarapacá II.

Para Mauricio Vega, gerente de Autopistas del Café, la firma del otrosí ratifica el compromiso que se tiene con la región cafetera, “Le estamos cumpliendo al país y con estas obras buscamos mejorar la calidad de vida de los usuarios que día a día transitan por nuestras vías, porque estamos convencidos que, mejorando la movilidad, aportamos al crecimiento y desarrollo económico”.

Avanzamos en el Eje

El pasado 30 de diciembre entró en funcionamiento el intercambiador vehicular, Rampa B, de la intersección Alcalá.
De esta manera, este tramo de la vía quedará en sentido bidireccional, mejorando la movilidad en el sector de la variante Condina.
Esta rampa fue construida gracias al fuerte trabajo de 21 personas entre administrativos y operativos de las cuales el 76 % residen dentro del área de influencia.
La inversión en esta obra asciende a 2000 millones de pesos, con una duración en su construcción de cuatro meses.

Estas obras se suman a la construcción del puente Industriales, que inició el pasado 6 de diciembre, en el municipio de Dosquebradas, Risaralda, y que tendrá un plazo de ejecución de 17 meses.