“La salida de Uber no es la solución a la ilegalidad”

El próximo 31 de enero será el último día en que la plataforma de transporte Uber, opere en el país. La decisión la dio a conocer la empresa a través de un comunicado en sus redes sociales. Esto después de que el pasado 20 de diciembre la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ordenara el cese de la prestación del servicio de la misma.

La decisión se tomó en resolución a la demanda interpuesta por COTECH S.A, proveedor del servicio de telecomunicaciones de Taxis Libres, en contra de Uber Bv, Uber Technologies Inc Y Uber Colombia S.A.S. Según lo informó la SIC, la plataforma incurrió en actos de competencia desleal por violación de normas y desviación de clientela (artículos 8 y 18 de la Ley 256 de 1996) al prestar irregularmente el servicio público individual de transporte, por lo que se ordenó que de manera inmediata cesen los actos de competencia desleal declarados y que se ejecutan haciendo uso de la aplicación en el territorio Colombiano. La salida de la plataforma deja un sin sabor principalmente en un país en donde la política del Gobierno es promover la economía digital y la innovación.

No es la solución

Oscar Delgado presidente de la Mesa Nacional de Taxistas y representante del gremio en la ciudad de Pereira, expresa que tanto conductores como propietarios, reciben con buenos ojos la noticia, sin embargo también hay un sentimiento de preocupación, pues asegura que esta no se la solución para acabar con el problema de la ilegalidad que se vive actualmente, no solo en la ciudad si no en muchas partes del país, por el contrario el cierre de la plataforma aumentará esta problemática.
“Por una parte es una excelente noticia en términos generales, pero nos deja una herencia maldita de ilegalidad en el país, donde el problema desde hace tiempo dejó de ser Uber para convertirse en la ilegalidad ya que hacen los ciudadanos solicitan el servicio a través de otros medios” afirmó el taxista.

Igualmente argumentó que los usuarios no solo hacen uso de la plataforma en mención, si no que también hacen uso de otras aplicaciones que también prestan este servicio, igualmente se han generado grupos de Whatsapp a través de los cuáles se solicita el servicio de transporte en carros particulares. Así como también muchos de los conductores que se encuentran trabajando con esta plataforma, ejercieron la labor de taxistas y por diferentes motivos fueron removidos de sus trabajos y encontraron en Uber una posibilidad de sustento.

“El tema es que se necesita más control por parte de las autoridades o regular este tipo de plataformas y de servicios, que también tengan que cumplir con ciertos requisitos y pagar impuestos como nos lo exigen a los taxistas” agregó Delgado.

Sin posibilidades

Por su parte para los conductores de Uber los tomó por sorpresa la decisión de la empresa de retirar sus servicios del país, ya que la aplicación se convirtió en una alternativa de trabajo para muchas personas que no encontraron cabida en el mercado laboral o como ingresos extras para muchas familias.

“Para nosotros es preocupante la situación pero igual tenemos la posibilidad de migrar a otras plataformas, sin embargo la mayor preocupación en sobre la posibilidad de abrir nuevos espacios laborales en el país y crear empresa porque esto demuestra que el país no está abierto a la llegada de las nuevas tecnologías” expresó Nelson Mejía, líder del gremio de conductores de Uber.

Mejía también afirmó que no solo el gremio de los afiliados a la plataforma se ven afectados, si no también otros sectores de la economía como son estaciones de servicio, talleres y otros servicios que bajaran su ritmo antes la salida de Uber del país.

Decisión arbitraria

A través del comunicado dado a conocer a través de sus redes sociales la empresa de transporte expresó que “La compañía considera que la decisión es arbitraria pues va en contra del ordenamiento jurídico colombiano, violando el debido proceso y derechos constitucionales.

La empresa, apeló inmediatamente el fallo emitido por la SIC y está utilizando todos los recursos legales para defender el derecho de 2.000.000 de usuarios de elegir cómo se mueven por las ciudades y la oportunidad de 88.000 socios conductores registrados en la aplicación de generar ganancias adicionales para el sustento de sus familias.

Así mismo expresaron que decisiones como esta, responden a la ausencia de una reglamentación del servicio de movilidad colaborativa a través de plataformas tecnológicas en Colombia.

El ministerio

Por su parte desde el Ministerio de Transporte hubo un pronunciamiento en donde explicaban que el país que promueve la innovación y la inversión extranjera bajo las perspectivas de cumplimiento de la normatividad vigente, la legalidad y el cumplimiento de la Ley.

Así mismo argumentó que para prestar un servicio de transporte de pasajeros existe una normatividad que exige procesos de habilitación soportados en las Leyes 105 de 1993 y 336 de 1996. Estas leyes exigen que el Estado habilite tanto a las empresas como los vehículos para que puedan prestar el servicio público de transporte. Está prohibido prestar el servicio público de transporte en un vehículo privado.