Incertidumbre en casas de cambio de Pereira por el alza del dólar

La volatilidad en el precio del dólar, que el pasado 9 de marzo llegó a un precio histórico en el país al registrar $3803, no solo ha empezado a generar consecuencias en el aumento de precios de algunos productos de la canasta familiar y las exportaciones; otros que han sufrido por la presión al alza son los propietarios de las casas de cambio.

Aseguran quienes se dedican a este oficio que han bajado el ritmo, principalmente de compra de dólares, debido al alto precio que se está manejando.

En visita que realizó El Diario a uno de los sitios más concurridos en la ciudad para este tipo de transacciones, se evidenció un ambiente de especulaciones, miedos e incertidumbre, a pesar de que en el mercado callejero se encuentra la divisa para la venta a un valor de $3340, nivel al que se cotizó en la Tasa Representativa del Mercado (TRM) en los primeros días de enero.

“La verdad el alza del dólar no se ha visto reflejado, en este momento estamos en posición de espera, aunque el precio es muy alto y beneficia a los que están en el exterior y envían remesas y eso es bueno para la economía en muchos aspectos, la actividad de nuestra se ha visto un poco estancada porque ahora nadie está queriendo comprar dólares”, expresó el propietario de una de las casas de cambio de la ciudad, quien pidió reserva de su nombre.

Aunque en este tipo de establecimientos el precio de la divisa está alrededor de $3500 pesos, que es la TRM, muchos de los turistas que han llegado a la ciudad y que utilizan este tipo de servicios para realizar el pago de sus actividades o para realizar algún pago en el exterior, se abstienen de comprar debido al alto precio que se está manejando y la poca rentabilidad que puede dejar.

Pánico colectivo

“El alza del dólar obedece al pánico colectivo que ha generado la propagación en los medios de comunicación de un virus que sin alcanzar el nivel de epidemia ha influido en la economía mundial, teniendo impactos que harán historia en el mercado bursátil”, agregó otros de los propietarios de las casas de cambio.
Con el alza en el precio de la divisa también se incrementan los costos de los tiquetes, así como también de algunos alojamientos que cobran sus reservas en dólares y sus viajes turísticos; y debido a esto y al pánico generalizado que ha causado la aparición del Coronavirus, muchos de los visitantes han preferido cancelar sus viajes teniendo en cuenta también que vienen desde países en donde el número de contagiados es mucho más alto.

“El oficio de nosotros es venderle a las personas que van de turismo o que llegan de turismo o a los comerciantes que quieren hacer pagos en el exterior y eso no les conviene por ahora, porque es el precio más alto en la historia cambiaria del país y esto es lo que está parando nuestra actividad”, agregó el experto en cambio de dólares.

Pese a esta situación hay quienes aprovechan los dólares que tenían guardados para realizar el cambio al peso colombiano teniendo así más rentabilidad con esta moneda, como es el caso de Geovanny Largo, quien recorrió diferentes casas de cambio de la ciudad buscando la que ofreciera un mejor precio para la venta de dólares.

“Estos son los momentos que aprovechamos los que tenemos algunos dólares guardados, para salir a venderlos, ahora lo están comprando a muy buen precio y eso me va a representar más pesos para suplir algunas necesidades que tengo para este mes” agregó el ciudadano.

Otras afectaciones

Así mismo dentro de la dinámica regional debido al aumento de la divisa, también se podrían ver afectados los productos que son importados en su totalidad o cuyas materias primas son compradas en el exterior, los cuales representan el 20% de la canasta y de los cuales actualmente hay afectados alrededor del 30 % como el maíz, las lentejas, la leche en polvo y la soja.

Así mismo se ha evidenciado un incremento en el valor de los productos que son utilizados en el sector agropecuario, como los fertilizantes y los ingredientes que son utilizados para la manutención y engorde de animales como en el sector porcícola y avícola, lo cual termina por afectar el precio del producto final que sería la carne de cerdo, el pollo y los huevos.

Remesas

Dentro de los sectores que se verán beneficiados a nivel departamental está la recepción de remesas, teniendo en cuenta que Risaralda es el cuarto departamento con mayor recepción en el país. Durante el año 2019 recibió cerca de US$130 millones de dólares de los residentes en el extranjero, principalmente en Estados Unidos y España.

Las familias que reciben remesas de los trabajadores del exterior serían grandes ganadoras con el aumento de la tasa de cambio y al percibir mayores pesos por dólar el consumo de los hogares risaraldenses tendería a crecer y a dinamizar la demanda interna.