Estaciones de Servicio piden estabilización de precios de gasolina

Como todos los sectores y gremios de la ciudad, el de las estaciones de servicio, fue otro de los grandes afectados debido a la crisis generado por la llegada del Coronavirus, pues con la medida de aislamiento obligatorio durante el primer mes, muchos vehículos dejaron de transitar por las calles de la ciudad y los autorizados no fueron suficientes para cubrir la oferta de combustible y de esta manera poder generar los ingresos a los que se acostumbra en estos negocios.

Igualmente expresa Alberto Arias, presidente ejecutivo de Imzacom, gremio que alberga estaciones de servicio del occidente Risaralda,  Quindío, Chocó, Norte del Valle y Caldas, aunque las reactivaciones que se han venido dando por parte del Gobierno Nacional, han movido un poco más el flujo de vehículos en sus negocios, no ha sido suficiente para sopesar las pérdidas que han tenido, a lo cual se le suma el precio de la gasolina.

“Esperamos que se sigan abriendo más sectores y así la movilización de vehículos aumente un poco, nosotros sabemos que este es un proceso lento, hemos estados muy confiados y esperamos que por lo menos a partir del mes de junio podamos recuperar el 80 % de las ventas que se tenían antes de la crisis” expresó el líder del gremio.

Es así como ante la crisis que vivieron, desde Imzacom, en nombre de todos los  gremios de la producción en el departamento que han visto reducir sus ingresos de manera drástica durante los meses de abril y mayo, se elevó la petición a la Cámara de Comercio de Pereira, para que se estudie la factibilidad y viabilidad de exonerar a los gremios del departamento por este año el cobro de la renovación de la matricula mercantil y cuyo plazo vence el 3 de julio.

“No era ni consecuente ni prudente facturar las cuotas de sostenimiento durante estos dos meses a nuestros afiliados, habida cuenta la situación de crisis por las cuales todos los sectores económicos se encuentran por cuenta del confinamiento y cuya recuperación económica será muy compleja e incierta. Por ustedes es sabido que muchos gremios, especialmente los de comercio y servicios, nos encontramos en esa línea delgada de sostenimiento lo que nos hace solicitar la ayuda de esta entidad” agregó Arias.

Sin embargo esto es algo que no es competencia directa de la Cámara de Comercio de Pereira y de llegarse a dar esta medida, deberá ser decretada por parte del Gobierno Nacional.

 

Regular el precio

Por otra parte para Arias esta crisis acentuó un problema que se venía presentando de tiempo atrás con el sector, debido a la falta de regulación de los precios de la gasolina.

Es por esto que desde la entidad gremial se envió una carta al Ministerio de Minas y Energía para que se regule esta situación a través de un precio piso para los combustibles y de esta manera garantizar suficiencia financiera a las estaciones de servicio y de esta lograr que muchos de estos negocios que pertenecen a familias y por tradición puedan seguir operando.

“La  suficiencia financiera por los expertos, es lo único que demandan del Gobierno las estaciones de servicio del país, mucho más ahora en esta época de pandemia por cuenta del COVID-19 que las tiene al borde de la quiebra. No garantizar ese margen vital e irrenunciable justo en este momento llevará a que en los próximos meses, una vez se inicie la flexibilización de otros sectores económicos, se profundice la guerra de precios entre las estaciones que  buscarán a toda costa recuperar sus volúmenes venidos a menos durante estos dos meses” argumentó el directivo de Imzacom.

De acuerdo a lo explicado por Arias, la remuneración a cada uno de los agentes de la cadena de comercialización es realizada técnicamente por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) y que el margen minorista ($787) que hoy representa el 9,5 % del precio del galón de gasolina estipulado en la estructura de precios viene desapareciendo de los tableros de precios de las estaciones deservicio de propiedad de los grandes grupos económicos “Quienes con el sofisma de precios bajos y ayuda al consumidor desean concentrar la actividad en pocos y eliminar la competencia; es decir sacar del mercado a los pequeños empresarios” agregó el empresario.

Para el representante del sector está en una situación que pone el peligro la estabilidad de pequeños empresarios que hacen parte de este sector y que por la crisis ya están viendo sus negocios en peligro.