El diagn?stico para una reforma pensional

La alta informalidad, la baja cobertura, la asignaci?n de subsidios a las pensiones altas y la competencia entre reg?menes pensionales fueron algunos elementos que se desprendieron del diagn?stico hecho al sistema de la protecci?n social en pensiones en el Congreso de Asofondos que se efectu? en Cartagena.

El panorama laboral en Colombia consta de una poblaci?n econ?micamente activa que llega a los 24,9 millones de personas, de los cuales 22,7 millones est?n ocupados y 2,3 millones son desempleados. Sin embargo, de esa poblaci?n ocupada solamente 8,5 millones son formales, mientras que 14,1 millones est?n en la informalidad, lo que les imposibilita realizar aporte alguno a la seguridad social.
Dicho componente tiene repercusiones en las personas que no cumplen con los requisitos para acceder a una pensi?n: 57 años mujeres y 62 años hombres y cotizar 1300 semanas en el sistema p?blico llamado también prima media (RPM) o de reparto y que lo maneja la Administradora Colombiana de Pensiones (Colpensiones).

Para el caso del r?gimen de ahorro individual por solidaridad (RAIS), las personas no est?n acumulando el capital necesario para aspirar a una pensi?n ni est?n alcanzado el m?nimo de semanas requeridas (1150) para por lo menos acogerse a la garant?a de pensi?n m?nima que cobija a las administradoras de fondos de pensi?n como Colfondos, Porvenir, Protecci?n y Old Mutual.

 

Fedesarrollo
Luis Fernando Mej?a, director ejecutivo de Fedesarrollo, manifest? que a reforma pensional es urgente, necesaria pero no es suficiente y categoriz? tres problemas centrales que tiene el sistema pensional colombiano. El primero de ellos es la baja cobertura teniendo en cuenta que solamente uno de cada cuatro adultos mayores cuenta con una pensi?n contributiva.?La media regional es del 40 %; en Colombia es del 25 %. Incluyendo la parte no contributiva el promedio en Am?rica Latina es del 66 %; en Colombia pasa el 50 %, por lo que el problema de cobertura es muy grande. Adicional a eso, solamente una tercera parte de la poblaci?n cotiza a uno de los reg?menes?, explic?.

Un segundo problema tiene que ver con la inequidad vertical que consiste en que el 44 % de las personas que tienen acceso a una pensi?n contributiva pertenece al 20 % de más altos ingresos. Por recursos, el 70 % de los subsidios que entrega el Gobierno nacional en el sistema pensional van a ese segmento.

Un tercer problema lo denomin? de inequidad horizontal. ?Hay estudios que muestran que hombres que cotizan a distintos reg?menes tienen diferentes tasas de reemplazo, lo que se constituye una inequidad que llevan a oportunidades de arbitraje que van en contra del sistema p?blico porque el Estado termina pagando?, inform?.

 

Varias reformas
El Director de Fedesarrollo expuso que se requieren varias reformas. Una primera es un cambio a todo el sistema para atacar los problemas; una segunda tiene que ver con una reforma al mercado laboral para atacar la informalidad; y lo tercero es entrar de nuevo al debate del salario m?nimo que se constituye en ocasiones a una barrera para el acceso a una mesada.

Habl? de la implementaci?n de pilares donde haya uno b?sico no contributivo; otro con el componente de beneficios definidos (p?blico); y otro pilar de ahorro individual con prestaci?n definida (privado); y un ?ltimo pilar de ahorro voluntario.Con relaci?n a la decisi?n del Gobierno nacional de no mover la edad de pensi?n, mostr? que Colombia est? rezagado ante otros pa?ses en cuanto a la edad, teniendo en cuenta el aumento de la longevidad por mejoras en condiciones de vida, lo que se traduce en una situaci?n gravosa con el sistema.

 

Los actores
Juan Miguel Villa, presidente de la Administradora Colombiana de Pensiones (Colpensiones), mostr? preocupaci?n por la tasa acelerada de envejecimiento de la poblaci?n que pas? del 25 % en el año 2005 al 18 % en el 2018. ?Esto representa un desaf?o para el r?gimen de reparto pero también de una reforma pensional dado que, si el pa?s no genera trabajo formal, no se van a lograr las densidades necesarias para que los ciudadanos se pensionen ya sea en r?gimen de reparto o el individual, dijo.

Hoy la cobertura pensional apenas llega al 30 % de quienes est?n en la edad de retiro, por lo que, mientras el aspecto laboral no se modifique y no haya formalidad, aunado por el envejecimiento, la tasa de cobertura pensional seguir? cayendo en Colombia.
?El año pasado en Colpensiones, solamente el 67 % de los cotizantes lo hizo los 12 meses continuos; el 33 % restante de los 6,7 millones de afiliados no lo hizo. Eso indica que además del envejecimiento de la poblaci?n, no se est?n logrando las densidades adecuadas para alcanzar una pensi?n?, concluy?.

 

Transformaciones
Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, expuso que uno de los problemas del sistema pensional es la competencia entre los dos reg?menes: el de ahorro y capitalizaci?n y otro de reparto que es prima media. Un segundo componente es la baja cobertura producto de la alta informalidad que alcanza casi el 62 % del mercado laboral. En el tercer punto del diagn?stico se hizo ?nfasis en el d?ficit fiscal del sistema p?blico que llega hasta cuatro puntos del PIB y aunque no todo corresponde a Colpensiones que es casi dos puntos, Montenegro hizo la salvedad en que el monto de los traslados se cuentan como cotizaciones.

 

Hay inequidad
?Adicional a eso, est? la alta inequidad que no solo se da por las altas pensiones del r?gimen p?blico. Aunque en t?rminos porcentuales se financian más las del salario m?nimo y menos a los altos, en estos ?ltimos los subsidios son más altos. Lo otro es la inequidad existente tiene que ver con las devoluciones. En los ?ltimos cinco años en el r?gimen p?blico no se jubilaron 540.000 personas, en el privado fueron 116.000 personas, todos pidieron devoluci?n de los saldos. ?La diferencia entre reg?menes es más altas: en el p?blico el promedio de la devoluci?n fue de $ 5 millones; en el privado $ 35 millones, es decir, 7 veces más?, asever?.

Para Montenegro, se debe aumentar la cobertura para que el sistema sea sostenible, que provea mejores pensiones y haya más equidad. ?Se debe unificar, con una transici?n gradual, los dos reg?menes contributivos que hoy compiten el uno con otro. Desde Asofondos se plantea que esa unificaci?n debe estar pensada en el ahorro y capitalizaci?n?, dijo.