Economía y actividad empresarial avanza al ritmo de la cuarentena

Se cumplen 100 días de la Medida de Aislamiento Preventivo Obligatorio y con el pasar de los días, poco a poco se han ido retomando las actividades diarias, gran parte de los sectores económicos, logrando recuperar así una gran cantidad de empleos y dinamizando la economía de la ciudad. Sin embargo hubo algunas empresas que no lograron sobrevivir a este impase, afectando así las cifras desempleo en la región.

Según información entregada por la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad, a la fecha se han habilitado un total de 7.699 empresas para iniciar su reapertura, en las que los sectores de comercio al por mayor y por menor y reparación de vehículos, registran el mayor número de apertura, con 2.821, otro gran número de empresas habilitadas hacen parte de otras actividades de servicios con 777 y el sector de construcción y su cadena de suministros cuenta con 698 habilitaciones. Mientras que el sector de manufactura cuenta con un total de 620 empresas que ya iniciaron sus operaciones.

“Las aperturas se han ido dando de manera paulatina, pero se ha visto el compromiso de los empresarios por aplicar los protocolos de bioseguridad. Iniciar la reapertura ha sido un gran alivio para miles de empresas que ya no tenían liquidez financiera debido al inesperado cierre de sus negocios. Esto es algo que ha logrado rescatar también una gran cantidad de empleos que estaban en riesgo”, agregó Diana Ramírez, secretaria de desarrollo económico y competitividad de Pereira.

Para la funcionaria el balance ha sido positivo y se está trabajando para que la reapertura se haga de la manera más rápida, principalmente para lograr rescatar gran parte del tejido empresarial de la ciudad, sin dejar atrás que se debe garantizar primero la salud y el bienestar de la ciudadanía.

 

Los cierres

Sin embargo a pesar de los esfuerzos, muchas empresas no lograron sobrevivir a esta situación y tuvieron que cerrar sus puertas. Según datos entregados por la Cámara de Comercio de Pereira a corte del 25 de junio, se habían presentado un total de 866 cancelaciones, desde el momento en que inició la medida de aislamiento obligatorio. En donde la mayor cantidad de trámites de este tipo se presentó entre el 1 y el 25 de junio, con un total de 571 cancelaciones registradas.

Así mismo una alta dinámica de cancelaciones se presentó durante el mes de mayo con 153 procesos realizados, mientras que en abril solo fueron ejecutadas 32 cancelaciones.

“El comienzo de año había dado señales de reactivación en actividades comerciales e industriales pero de un deterioro del empleo, sobre todo en los sectores más informales. Sin embargo, desde la última semana de marzo la actividad económica disminuyó a su tercera parte y se ha recuperado en varias etapas hasta llegar a niveles estimados del 76% para el 25 de junio, si se compara con los niveles previos a la implementación de las medidas de aislamiento obligatorio” expresó Oscar Jimenez, director del Centro de Investigaciones Económicas de la Cámara de Comercio de Pereira.

Estas cifras demuestran el desafío al que se tuvieron que enfrentar los empresarios, principalmente las micro, pequeñas y medianas empresas, quienes viven del día a día para poder cubrir sus gastos operacionales y agotaron todos sus recursos tratando de mantener los empleos y mejorando

Igualmente esta cifra podría aumentar, pues todavía hay un sector que está a la espera de su apertura como es de alojamiento, para el cual no se tiene una fecha estimada de reactivación y que alberga en la ciudad alrededor de 4.810 empresas, generando más de 12.000 empleos.

 

Matrículas y renovaciones

Aunque los números de cancelaciones son altos, son sobrepasados por las 6.336  renovaciones de matrículas que se han registrado ante la entidad, desde el 18 de marzo al 25 de junio, de las cuales 808 pertenecen a personas jurídicas, es decir sociedad; 2.318 son de personas naturales, o sea comerciantes y 3.210 son renovaciones de establecimientos, sucursales y agencias.

Así mismo en el mismo desde el inicio de la cuarenta hasta el 25 de junio, se registraron un total de 1.620 matrículas nuevas, en donde la recuperación se vio en durante el mes de junio, registrando un total de 1.069 nuevos registros a la fecha de corte.

En el consolidado de los primeros seis meses del año, según los datos suministrados por la vicepresidencia de Registros de la CCP, desde el mes de enero, al 25 de junio se habían realizado un total de 2363 matrículas de comerciantes, 1537 cancelaciones de comerciantes y 11471 renovaciones de matrículas de comerciantes.

“Visto desde los indicadores parciales de demografía empresarial, se encuentra que en lo corrido del año la tasa de entrada bruta empresarial ha sido de 8.2% y la tasa de salida bruta empresarial de 5.3%; lo que arroja una tasa de entrada neta de 2.9% y una tasa de rotación empresarial de 13.5%” argumento el investigador.

Como explica Jiménez, si se observan estos datos preliminares frente al consolidado del primer semestre de 2019, se encuentra que la entrada de empresas se redujo en 2 puntos porcentuales, la salida de empresas en 6 puntos y la rotación empresarial en 8 puntos.

Afectación en empleo

En el reporte entregado por el director de investigaciones de la CCP, al corte del mes de abril, en Pereira y su área metropolitana, se registraron cerca de 245.000 ocupados, 60.000 menos que en el mismo período del año anterior, lo que representó una caída del 18% del total del empleo en el área metropolitana. La disminución había comenzado en diciembre, para febrero ya se habían perdido 15.000 empleos, pero se aceleró desde marzo con la declaratoria de emergencia sanitaria y la parálisis de actividad económica.

La caída del número de ocupados afectó a todas las actividades económicas, pero especialmente a la industria manufacturera (-11.385), comercio (-10.320), alojamiento y Servicios de Comida (-9.675) y actividades artísticas y de entretenimiento (-9.053).

Actividad económica

De acuerdo con el seguimiento a las actividades económicas autorizadas para operar según los decretos expedidos por el Gobierno Nacional, se encuentra que a partir del 24 de marzo el nivel de actividad económica se redujo en la ciudad al 31%; el 27 de abril se incorporaron algunas actividades incrementando el tope de empresas autorizadas hasta el 40,5%, el 11 de mayo otras más, pudiendo aumentar hasta el 53.6% y al 1 de junio se autorizó el último grupo, permitiendo llegar hasta el 66%.

De las empresas restantes, el 32% puede operar bajo condiciones especiales (por ejemplo los restaurantes sólo con entrega a domicilios o las empresas de transporte de pasajeros que deben tener frecuencias y ocupación reducidas), mientras que solo el 1% permanecía sin autorización para entrar en operación, al mes de junio.

Deja un comentario