Crisis de sector construcción, aumentaría cifras de desempleo

El sector de la construcción en Risaralda ha sido de los más golpeados a cuenta de la llegada del Covid-19, pues a diferencia de algunos sectores que todavía se encuentran realizando algunas de sus actividades, este sector se encuentra paralizado por completo, lo cual pone en riesgo gran parte de la población ocupada de la región.

Esta preocupación fue expresada por Víctor Baza Tafur, gerente de Camacol Risaralda, quien asegura que actualmente 156 proyectos de construcción urbanísticos que se estaban llevando a cabo en Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa, se encuentran suspendidos, debido a la medida de aislamiento preventivo aplicada por el Gobierno Nacional, dejando alrededor de 3.000 empleos en riesgo

“El sector en este momento, dijimos que había que apoyar a esa mano de obra empleados y contratistas y hasta el momento no se han desvinculado laboralmente y por eso se dispuso fue adelantar la quincena porque es una forma de que ellos tengan los recursos necesarios para poder proveerse y suplir sus necesidades más urgentes y esa es una forma de garantizar su bienestar” expresó el líder gremial en el departamento.

El sector de la construcción en la región genera 26.495 empleos, siendo este el cuarto sector productivo más importante en cuanto a la ocupación de personas en el departamento, según información entregada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

Piden ayuda

Debido a esta situación, expresa Baza Tafur, se hace un llamado al Gobierno Nacional y al sector bancario para que brinden medidas concretas para los empresarios de la construcción y toda la cadena de valor que depende de esta actividad económica, como son contratistas, fabricantes y proveedores.

Para el líder gremial, medidas como la refinanciación de créditos y aplazamiento de cuotas o la posibilidad de acceder a créditos blandos, no son suficientes para contrarrestar el impacto negativo que está teniendo el sector a cuenta del coronavirus.

“En este momento se necesitan medidas que vayan mucho más allá porque el sector ha parado totalmente y consideramos que como otros sectores productivos del país lo que hay que llamar la atención es que también entienda que no pueden continuar pensando en créditos y refinanciación cuando la actividad se frenó y además de eso, ese freno de la actividad es un acto de responsabilidad con toda la sociedad” argumentó el gerente de Camacol Risaralda.

Continúa la venta

Aunque los proyectos para próximos lanzamientos se encuentran suspendidos, dentro de todo este panorama negativo se rescata que aún hay actividad económica para proyectos que se encuentran en su fase de comercialización, esto gracias a que el Gobierno garantizó la continuidad a los subsidios de vivienda, así como también se continua con los procesos a través de las entidades bancarias de quienes venían solicitando su crédito de vivienda.

“Lo primero que tengo que decir es que a pesar de la situación crítica en que se encuentra el país la virtualidad nos permiten continuar con muchas otras de las actividades que se realizan en el sector de las actividades y aquellos que se encuentran en los trámites y procesos para adquirir su unidad de vivienda que tienen sus créditos aprobados y a quienes no se los han aprobado pueden continuar con el proceso porque la banca está dispuesta a dar celeridad a estos trámites dentro del cumplimiento de los requisitos” agregó Baza Tafur.

De igual forma el gerente de la entidad que agremia a los constructores en la región, explicó que la idea de hacer este llamado no es generar pánico y tener en cuenta que a pesar  de esta difícil situación el sector sigue trabajando para brindar todas las herramientas y medios para la adquisición de vivienda.

Expectativas

En ese sentido las expectativas que se tenían para el sector, con referencia a la buena actividad que se presentó durante el mes de enero, han bajado un poco y debido al retraso de las obras puede que no se presente un repunte en las ventas como se tenía previsto.

“El no desarrollar vivienda hoy, que la actividad este parada pues a futuro va a generar la imposibilidad de hacer la entrega de unidades a nuevos compradores,  sin embargo consideramos desde el sector que llegará un momento en que esta crisis permitirá retomar toda actividad y poder salir a flote nuevamente” puntualizó el funcionario.