Comerciantes se blindan ante posible estancamiento del sector por Covid-19

Una de las actividades preferidas por los pereiranos, principalmente los fines de semana, es pasar el tiempo en los centros comerciales, así como también aprovechar estos días para realizar las compras que sean necesarias en la zona comerciales de la ciudad.

Sin embargo las medidas de prevención contra el Covid-19 que fueron dadas por parte del Gobierno, pueden llegar a golpear fuertemente la actividad comerciales de la ciudad, afectando igualmente otros sectores de la economía y el mercado laboral de la misma que se mueve principalmente por este sector.

Es por esto que desde la Federación de Nacional de Comerciantes en Risaralda, motiva al comercio, a las entidades financieras y estatales, a promover el uso de plataformas electrónicas, para realizar compras y transacciones. Así mismo también se hace un llamado a los restaurantes para que adapten su menú para llevar y que el consumidor lo pueda recoger en el restaurante. Además de implementar innovación en empaques, porciones y recetas. También, que los que tengan espacios amplios, modifiquen por un tiempo su disposición de mesas, y las coloquen a 1,5 mts. de distancia, para evitar contacto.

En cuanto a las tiendas de barrio también se hace necesario aplicar el servicio a domicilio, teniendo en cuenta que hay espacios reducidos y no tomar esta medida podría poner en riesgo la salud de la personas que atiende el establecimiento y el de la familia, ya que por lo general este tipo de locales operan en el mismo lugar de residencia de las personas.

“Claramente hay que tomar las precauciones y los cuidados preventivos, pero también hay que tratar de continuar la vida normal, nosotros desde Fenalco estamos haciendo todas recomendaciones a los comerciantes y las consumidores para evitar un impacto negativo en nuestra actividad, la cual es tan importante para la ciudad, debemos entender también que esto es algo temporal, pero que puede dejar repercusiones prolongadas”, expresó Victoria Eugenia Echeverri, directora ejecutiva de Fenalco Risaralda.

Llamado a la prudencia

Por otra parte en medio de la declaratoria de emergencia sanitaria dada a conocer por el Gobierno nacional, Fenalco hizo un llamado para que efectivamente se cumplan todas las indicaciones sugeridas, pero también para que se maneje con mucha prudencia y responsabilidad la información en los diferentes escenarios.

“En este momento el sector del comercio está redoblando sus esfuerzos en materia de limpieza y desinfección de sus establecimientos, ejecutando protocolos de higiene y seguridad, adaptando zonas de desinfección para los visitantes” afirmó Jaime Alberto Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes.

La entidad se encuentra trabajando para brindar un parte de tranquilidad a los consumidores a los centros comerciales, restaurantes, grandes superficies y demás espacios del comercio, sin embargo hay medidas alternas para aquellos que prefieren prevenirse y no salir de casa a frecuentar lugares públicos, como los servicios a domicilio y las compras en línea.
“Claramente hay que tomar todas las precauciones y los cuidados preventivos, pero también hay que tratar de continuar la vida normal acogiendo mesuradamente todas las medidas indicadas por el Gobierno, porque de lo contrario esta situación podría salirse de control, generando pánico económico con consecuencias negativas para todos los colombianos”, agregó.

Ayuda local

En este sentido se hace un llamado especial, tanto a los gobiernos locales, regionales, a las Asambleas y Concejos, para que se acojan estrictamente a las recomendaciones hechas por el Gobierno nacional y no adicionen imposiciones restrictivas al comercio, que por el momento no sean estrictamente necesarias, y también a la ciudadanía para que actúe con responsabilidad y calma, pensando en el bien común.

De otro lado Cabal Sanclemente afirmó que iniciativas como la de las ciudades 24 horas se están evaluando, pero dependerán en gran medida de los gobiernos locales para establecer las condiciones de seguridad, movilidad, entre otras, que así lo permitan y por supuesto de los efectos que traiga esta nueva coyuntura en el sector comercio y en la economía.