Clase media, bastón de la crisis del Coronavirus

La llegada del Coronavirus a Colombia, ha pues en primer plano un tema social que era muy evidente en el país, pero así también estaba siendo ignorado y tiene que ver con las familias que viven de las actividades que realizan en el día a día y las cuales por un día que no salgan a las calles a buscar su sustento simplemente no tienen que comer. Ante esta situación dentro de las medidas que se han implementado por el Gobierno Nacional, se han destino una cantidad de recursos para que este sector vulnerable, que vendría siendo un 30 % de la población nacional, pueda permanecer su cuarentena en casa supliendo sus necesidades básicas.

Sin embargo se está dejando de lado la clase media del país, a la cual no se destinan recursos porque no es una población vulnerable, pero sus ingresos tampoco son sus suficientes para pasa estar crisis con tranquilidad y la cual está conformada por un 60 % de la población colombiana y que se entiende, son trabajadores formales o informales que pueden devengar entre un salario mínimo $877.802 pesos) y $4.000.000 y de la cual hacen parte pequeños y medianos empresarios que han visto su actividad totalmente paralizada a cuenta de la llegada del virus y que también tienen el futuro de sus empleados en vilo.

“Colombia es un Estado Social de Derecho que de todas maneras no es benefactor y la Constitución Política Colombiana lo entiende de esta manera y en ese sentido en general las ayudas que da el Gobierno son para atajar la pobreza o solventar esa población que está en el límite de necesidades básicas insatisfechas, por lo tanto las medidas que se dictaron en este momento son de apoyo a lo que ya viene haciendo, fortaleciendo los programas como Familias en Acción, Colombia Mayor y Jóvenes en Acción” explica Clara Mira González, docente y coordinadora de investigaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad CES.

Para González esto lleva a que la clase media se encuentre en el limbo, teniendo en cuenta que este tipo de programas no los toca, ya que se entiende que esta clase social se puede sostener y suplir sus necesidades básicas, sin embargo con mucha facilidad parte de esta población podría pasar a formar la lista de la población vulnerable, al ver paradas por completo sus actividades económicas y no tener una base de ahorros para pasar por esta situación.

“Es claro que una vez se den los recursos a las clases más vulnerables y ahora a las bajas, pues la clase media va a quedar en la mitad de ese sanduche de alivios y va a pasar a ser una clase vulnerable donde no está llegando el apoyo y que se está viendo directamente afectada con todo este tema del coronavirus” agregó la investigadora.

Reto a futuro

Para la investigadora esta situación plantea un gran reto para el Gobierno Nacional, quienes tendrán que tomar decisiones para sostener la clase media en medio de esta crisis, para lo cual se propone hacer un análisis por sectores de la población y de acuerdo a las actividades económicas que estén completamente paralizadas y cuyos ingresos y sostenibilidad dependen de las actividades diarias que realizan.

“En este momento hay muchos trabajadores o empresarios que trabajaban por contratos, que por obvias razones no han podido continuar con su labor y no están recibiendo ingresos, puede que estas personas tengan buenos ingresos lleven una buena calidad de vida y hasta tenga empleados, pero en este momento no está recibiendo ingresos y no tiene ahorros de base para pasar esta crisis y pagar empleados. Es por esto que se debe hacer un análisis por sectores y los que se están viendo más afectados darles la ayuda, porque hay algunos sectores económicos que todavía se pueden sostener, pero hay otros que definitivamente no lo están haciendo” explicó la docente.

Una afectación directa a la clase media, también generaría una gran afectación en la economía del país, partiendo de que esta población es la que sostiene el consumo y gran parte de la demanda, así como también aportan de manera significativa a la a diferentes sectores productivos, del cual hacen parte también pequeños y medianos empresarios, que al día de hoy no ven otra solución que cerrar sus negocios.