Cierre de restaurantes redujo consumo de pollo en la población

La medida de aislamiento preventivo implementada por el Gobierno Nacional, ha llevado a que se aumente el consumo de algunos alimentos básicos de la canasta familias. Sin embargo este no es el caso en cuanto al consumo de pollo, el cual presentó una considerable reducción, esto debido al cierre de establecimientos de comidas como restaurantes, los cuales mantenían la comercialización de este alimento a flote.

Según el reporte entregado por Federación Nacional de Avicultores de Colombia, en el renglón de proteína de pollo, en donde la estructura de consumo tiene un elevado peso en el rubro de comidas fuera del hogar, el cierre de las ciudades redujo la demanda entre un 35 y 50%. Se estima que, en el momento actual, el consumo per cápita se reduzca a la mitad en el corto plazo.

El cierre abrupto de restaurantes, asaderos, puntos de comidas rápidas, entre otros, sumado a los cambios de frecuencia de visitas de las familias a los supermercados y minimercados, conllevó a una caída en el consumo.

“Vemos con preocupación, que en los mercados que se están adquiriendo para ser repartidos por las entidades públicas, no se incluye proteína cárnica de pollo, necesaria para garantizar una nutrición adecuada, especialmente, para la población infantil” argumentó El Presidente Ejecutivo de Fenavi, Gonzalo Moreno Gómez

Empleos

Morena afirma que consecuente a esta situación podrían estar en riesgo 70,000 empleos formales del agro colombiano del subsector pollo, el sustento de 280,000 colombianos y la seguridad alimentaria del país con la proteína cárnica más económica para las familias colombianas que es la carne de pollo.

Adicionalmente la producción de pollo tiene en el 85% sus costos en dólares, debido a la necesidad de importar maíz para consumo animal, que no se produce en Colombia; soya; torta de soya; equipos; genética de las aves; entre otros. El aumento del dólar a más de $4,100, incrementando el costo del kilo de pollo en el 24%.

Igualmente a pesar que el Ministerio de Agricultura ha estado atento a la situación, buscando soluciones, a la fecha se hayan podido materializar medidas de impacto frente a la adversidad actual.

Reintegro del IVA

La carne de pollo es un producto exento de IVA para que este llegue a precios bajos a la población colombiana, sin embargo, los avicultores deben pagarlo en la compra de sus insumos y posteriormente solicitar su reintegro.

Esto afecta el capital de trabajo de las empresas productoras, tanto de pollo como de huevo de mesa, que están pendientes de reintegro de la totalidad del segundo semestre del 2019 por valor de $380.000 millones, diezmando el capital de trabajo de los productores, que han clamado por su devolución inmediata, como una forma de tener algún alivio de muy corto plazo.

La falta de reintegro inmediato de estos recursos y otros apoyos necesarios, pone en riesgo el ciclo productivo de las proteínas de origen animal más económicas del país, esenciales para los colombianos.

“Rogamos el inmediato reintegro de estos recursos y pedir la atención de la Presidencia de la República y su gabinete en medidas adicionales; de manera que se mitigue y prevenga la afectación de 280,000 colombianos que trabajan en los campos para que el país se alimente” concluyó el representante de los avicultores.

Finalmente el sector reiteró su compromiso con las acciones definidas por el Gobierno Nacional, reconociendo que es un compromiso de todos enfrentar los retos que se vienen para el país.