¿A quién beneficia los días sin IVA?

El pasado mes de diciembre la Ley de Crecimiento Económico o Ley de Financiamiento fue aprobada por el Senado, en donde se aprobaron varios puntos con los cuales se pretende mejorar la economía del país. Dentro de las medidas adoptadas para lograr este propósito está establecer tres días sin IVA al año para realizar compras, con el fin de que los ciudadanos y consumidores puedan adquirir artículos como prendas de vestir, calzado y tecnología a precios más bajos.

En ese sentido la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), ya tiene lista la resolución con la que reglamentará esta medida para el año 2020, en donde se aplicarán dos días – en julio y en octubre- y en el 2021 cuando se aplicará tres veces en el año.

Dentro del texto se encuentra una lista de 71 productos que se podrán adquirir sin necesidad de pagar este impuesto.
Sin embargo surge la duda de si en realidad esta medida será un beneficio para los consumidores o para los comerciantes, teniendo en cuenta que hay ciertos requisitos para poder realizar dichas compras en los días establecidos, los cuales no cumplen muchas personas de la clase media en el país.

En ese sentido Alexánder Gutiérrez Ossa, docente de administración de empresas e investigador asociado de la Universidad CES, destacó que lo primero que hay que aclarar inicialmente en este tema es que Colombia no es un país que se destaque por devolución de impuestos o este tipo de medidas, “puede que lo hagan con empresas pero no particulares”, y dijo que esta medida debió focalizarse de una mejor manera en cuanto a productos que fueran de primera necesidad para los ciudadanos, lo cual sería mucho más beneficioso.

“Sería muy interesante que se aplicara este tipo de beneficios para el sector educativo, en cuanto a compra de equipos, libros y demás. Tendría también que buscarse la manera de que se focalice y no solo impacte los electrodomésticos, porque hay otras necesidades mucho más sensibles dentro de los hogares y en este sentido serían muy beneficioso estos tres días” explicó.

Categorías

Los grupos de productos exentos de la IVA están divididos en seis categorías como electrodomésticos, juguetes, elementos deportivos, útiles escolares, vestuario y complementos de vestuarios, teniendo en cuenta que van a tener un tope de precios para que dichos productos sean exentos de este impuesto.

“Digamos que la propuesta del Gobierno es buena en la medida que tiende a dinamizar el consumo de los diferentes bienes y en fechas particulares, y seguramente desde el punto de vista de los empresarios y comerciantes aprovecharán para poner sus bienes que tienen en inventario a disposición del consumidor bajo los parámetros que tiene la DIAN en cuanto a precios y tipos de productos”, argumentó Luis Sandoval, investigador económico de la Universidad Libre de Pereira.

Para el caso de los electrodomésticos, cuyo precio o valor por unidad no debe ser superior a 40 UVT (Unidad de Valor Tributaria), quiere decir que este beneficio solo se aplicará para productos que no cuestan más de $1.424.280.

Para el caso de los juguetes y juegos, se les aplicará la exención a los productos cuyo precio de venta por unidad sea igual o inferior a $178.035, sin incluir el IVA. Los elementos deportivos cuyo precio de venta por unidad sea de $356.070, serán eximidos del impuesto. Los útiles escolares exentos del IVA serán aquellos cuyo precio de venta por unidad sea igual o inferior a $106.821
El beneficio para artículos como vestuario se aplicará para productos cuyo precio no supere los $106.821, igualmente para los complementos de vestuario se aplicará el beneficio a los productos que no tengan un valor superior a los $356.070.

Restricciones

Sin embargo esta medida tiende a ser un poco excluyente teniendo en cuenta que solo podrán acceder a los beneficios quienes realicen compras con tarjeta de crédito, lo cual representa una dificultad para gran parte de la clase media-baja, la cual no está bancarizada o no cuenta no este tipo de productos bancarios.

“Hay que tener en cuenta que esta es una prueba piloto, pero se nota que tiene dos restricciones por oferta de valor y acceso, en términos de que solo se puede acceder por tarjeta de crédito y en ese sentido nosotros tenemos una muy baja bancarización o por lo menos en cuanto al uso de dinero plástico por lo que se está excluyendo a esta población de acceder a estos beneficios”, agregó Sandoval.