2020, año incierto para el sector cafetero

Con cierre de año a $991.375 la carga de 125 kilos de café pergamino, y después de un primer semestre en donde el precio interno estuvo fluctuando entre los $650.000 y $700.000, el futuro del sector cafetero sigue siendo incierto, siempre y cuando se tomen fuertes medidas para mejorar su rentabilidad y no depender de los precios externos.

Durante los primeros días del mes de diciembre los caficultores tuvieron un respiro con el aumento del precio de la carga de café (125 kilos), por encima de $1.000.000, sin embargo para el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, no es un tema para cantar victoria, debido a los muchos factores influyen en el precio y no se tiene claro el comportamiento que puedan tener durante el 2020.

“Lo primero es llamar la atención de no cantar victoria porque hoy ve todo el mundo de la caficultura el precio interno por encima del millón de pesos y ya dicen que los cafeteros están super bien. En términos de café la situación siempre va a ser incierta, siempre estamos dependiendo de factores externos que no sabemos cómo va a ser su comportamiento, incluso el día de mañana” expresó Vélez.

Afirmó que a su modo de ver el café nunca debió haber bajado a 90 centavos de dólar, lo cual sucedió en el año 2018 cuando la cosecha de Brasil llegaba a los 65.000.000 de sacos y se vendieron contratos de futuro por dicho valor. Cuando es perspectiva esta situación podría llevar al café a tener un precio externo de US$ 1,20.

“Sin embargo los especuladores, los fondos de inversión se metieron a vender contratos por mucho menos valor y el día que los fondos decidieron salirse porque ya esta cosecha no es tan grande, porque ya puede haber desde el punto de vista de oferta y demanda mucho más balance; el mundo del café vuelve y sale a los niveles actuales, por eso es tan difícil determinar cuál va a ser el futuro del precio del café para el próximo año”, agregó de gerente de la Federación.

Factores que influyen

Para  dirigente gremial la estabilidad de los productores y caficultores del país es complicada ya que en Colombia el precio del café se determina por otros factores
Uno de ellos tiene que con el mercado de New York,  que hoy está en un nivel de US$ 1,30, un precio bastante modesto y por debajo de lo que es un promedio histórico en el precio del café.

Otro componente es el diferencial que se le da al café colombiano, que es el precio de bolsa que se vende el café colombiano, tradicionalmente el diferencial ha sido de 4-5 centavos por encima de la bolsa.

“Resulta que esta año hemos tenido el diferencial, casi el segundo semestre, por encima de 30 centavos, porque básicamente cuando dijimos que no íbamos a tomar la bolsa como referencia y que US$1,40 debía ser el precio del café colombiano, el diferencial empezó a subir, la industria se asustó un poco y se tomaron medidas en ese sentido y le devolvió el valor al café colombiano, por lo que hoy se paga a 30 centavos por encima”, explicó Vélez.

El tercer factor es la tasa de de cambio o la tasa representativa del mercado del dólar, la cual afortunadamente para los caficultores, ha estuvo por encima de los $ 3400.

“No sabemos dónde vamos a estar hacia adelante, no es solo tratar de mirar hacia dónde va el precio del café en la bolsa, sino qué va a pasar con el dólar y con el diferencial; lo más lógico es que suba el dólar, así el diferencial empiece a bajar, estos tres interrogantes nos dicen qué va pasar con el sector cafetero en el 2020”, concluyó el gerente de la entidad cafetera del país.