Día Internacional del Aguacate; Exportación, producción y tecnificación de esta fruta en Risaralda

Hoy se celebra el Día Internacional del Aguacate y Colombia tiene fuertes razones para sumarse a esta conmemoración, pues es el tercer mayor productor de aguacate, en primer lugar está México con 2.172.757 toneladas de producción, sigue República Dominicana con 691.551 toneladas y Colombia está en el tercer lugar con 544.933 toneladas de producción de aguacate, desplazando a Perú de este puesto, quien tiene más años de experiencia de producción de hass.
Según Jesús Saldarriaga, gerente de ANALDEX para el Eje Cafetero, el aguacate hass es una cadena productiva bastante interesante que ha venido creciendo en el país desde hace unos 5 años: “el Eje Cafetero se ha convertido en una de las regiones más importantes en la producción y comercialización del aguacate hass, el cual tiene certificado en varios países del mundo para exportarlo”.
El Ministro de Agricultura y Procolombia dieron a conocer las cifras de crecimiento de exportación en Colombia, en el 2020 creció un 41%, se exportaron alrededor de 67 mil toneladas.
Expresa Saldarriaga que la pandemia fue un acelerante para el consumo de aguacate en el mundo, ya que la sociedad se dio cuenta que la alimentación sana era importante y la demanda de aguacate hass creció.
El principal destino de exportación para el aguacate colombiano es el continente Europeo, encabezado por los Países Bajos, España y Reino Unido, sin embargo, solo el 34% del aguacate se exporta y el resto queda para consumo nacional pues las exigencias del aguacate que puede ser exportada son varias, entre ellos los certificados de varias entidades.

Más exportación, poca producción

Según las cifras entregadas por Analdex, Risaralda es el segundo exportador del país, pero solo produce el 5% del aguacate hass que se exporta y la explicación para ello es que a este departamento le falta mayor efectividad en la cadena de frío, es un producto bastante delicado desde las semillas, hasta el cultivo, la cadena logística debe estar bien administrada; en la Encuesta Nacional Logística 2020 Risaralda quedó en el último lugar en términos de costos logísticos; el análisis que hace Analdex frente a esta negativa sorpresa es que creció la oferta, pues empresarios de la región quisieron incursionar en este mercado y al realizar la encuesta su respuesta fue que la cadena de frío habría que traerla de otra región y esto aumenta los costos. “Desde Analdex se van a estudiar estas situaciones para darle solución a esta problemática”. Por otro lado, aún hay muy pocas hectáreas de aguacate, ya que en Risaralda otras frutas y verduras, además del café, ocupan parte de las hectáreas de cosecha, así que de 25 mil hectáreas de aguacate que hay en Colombia, solo el 5% están en Risaralda.

La razón por la que Risaralda es el segundo departamento exportador de aguacate hass, siendo Antioquia el primero, es porque las mayores empacadoras nacionales de este oro verde están en esta región, pues aguacate de Quindío, Caldas, norte del Valle y el sureste Antioqueño trasladan su producto a estas empacadoras; en el año 2020 se exportaron desde Risaralda 9 mil 316 toneladas de hass. Carlos Andrés Sánchez Bonilla, agrónomo de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario adujo que desde hace 17 años que hubo la crisis cafetera, muchos campesinos vieron en el aguacate la manera de sostener a sus familias, así que muchos cambiaron de cultivo. “A la fecha, Guática, Quinchía y Apía, tienen el reporte de tener las áreas más grandes. En Pereira, Santuario y Dosquebradas también se manejan buena cantidad de hectáreas. Según esta Secretaría, los costos de producción están entre 80 a 100 mil pesos por árbol y puede aumentar un poco si se trata de aguacate hass; el componente de producción por hectárea, se reporta en promedio nacional de hass, entre 12 a 15 toneladas por hectárea, que equivale a 200 árboles. La Secretaría de Desarrollo Rural de Pereira se refiere a dos asociaciones en el municipio: Asohass, que ha logrado comercializar volúmenes superiores a 24 toneladas en el mercado local y 47 en el mercado de exportación: “esto representa un valor para la vigencia de 2021 superior a 400 millones de pesos”. La otra asociación es Asoperagro, que se dedica solo al mercado local donde ha comercializado más de 24 toneladas con ingresos superiores a 72 millones de pesos.

Impacto ambiental

Sergio Andrés Giraldo Montés, ingeniero agrónomo y asesor agroecológico, habló con El Diario e indicó que los cultivos de aguacate causan un impacto social y ambiental, el primero de ellos por el acaparamiento tan intenso de las tierras que antes eran dedicadas a la agricultura familiar, se puso de moda el aguacate y se alquilaron y compraron terrenos para estos cultivos que la mayoría son para esta fruta de exportación, donde las ganancias se quedan en privados, sin embargo, las externalidades ambientales como la contaminación de suelos y fuentes hídricas, la desaparición de especies benéficas como las abejas, sí le quedan al municipio. Según Giraldo, los productores a la hora de invertir en el campo deben pensar más de manera ecosistémica y no por el ‘buum’ del momento, esto no le sirve al campesino y le hace daño al medio ambiente, “el aguacate demanda cantidades de fertilizantes y de agroquímicos para prevenir la llegada de plagas”.
Por otra parte, la era digital entró a la logística de la exportación de aguacate hass beneficiando tanto al exportador como al productor, pues procesos que se debían hacer de manera manual o en tablas de excel ya se pueden manejar desde aplicaciones tecnológicas; BinLab SAS es una empresa pereirana dedicada al desarrollo de softwares que dan soluciones, ahora crearon una herramienta que controla y recepciona el aguacate para la exportación, controla desde que la fruta llega a la planta hasta que llega a los países que la compraron; para los productores, manejan una aplicación que descubre dónde está el foco de una plaga y allí se fumiga, ahorrando dinero en insecticidas; “el sistema le envía mensajes al productor cuando la fruta llega a la planta, le dice cuál es la cantidad de fruta que llegó en kilos y la cantidad de fruta que se puede exportar, además de lo que se le va a pagar” comenta Germán Alzate, socio fundador de BinLab. La automatización de las exportaciones minimiza los costos de producción y evita cometer errores que son perjudiciales a la hora de exportar. En Guática y Antioquia ya manejan este sistema.

Compartir