Desconexión laboral; mayor productividad y calidad de vida para el trabajador

Fue aprobado en la plenaria del Senado el último debate del proyecto de ley que establece la desconexión laboral como un derecho de los empleados a gozar de su tiempo libre sin estar pendiente de su trabajo y es que desde la pandemia y los cambios en las formas de trabajar, no se logra distinguir la vida personal de la vida laboral.

El ponente de esta propuesta fue el Representante a la Cámara, Rodrigo Rojas, quien en su cuenta de tweet aseguró que esta ley busca garantizar que sea respetado el límite de horarios laborales para que trabajadores colombianos puedan disfrutar a plenitud sus espacios de descanso y familiares.

Se trata de la ley 489 de 2021 que regula la desconexión en la relación laboral, legal y/o reglamentaria y se modifica la Ley 1221 de 2008.

En lo esencial de esta ley los trabajadores tendrán derecho legítimo a no recibir llamadas, mensajes de Whatsapp, correos electrónicos  y cualquier otro tipo de comunicación que tenga que ver con el trabajo por fuera del horario laboral y, si las reciben, tendrán derecho a no responderlas hasta el inicio de la siguiente jornada laboral.

El representante Juan Carlos Reinales Agudelo,  quien es uno de los ponentes de esta iniciativa explicó que: “El proyecto de Ley, es precisamente atendiendo nuevas circunstancias de nuestra realidad laboral hoy, actuales, vigentes, palmarias. Y es que el teletrabajo, ya pasó de ser una organización laboral particular, eventual, a ser la generalidad, aproximadamente el 77% de los empresarios manifiestan continuar con este tipo de organización laboral, es evidente entonces que no podemos seguir con una gran mayoría de trabajadores en teletrabajo y trabajo en casa, trabajando 24/7 sin fijar límites y sin establecer una mínima frontera entre lo que es, la jornada laboral obligatoria, la jornada laboral extendida o suplementaria y sin tiempo de descanso necesario y absolutamente de Ley”.

En uno de los artículos de esta ley se establece que las empresas colombianas tendrán que definir una política y un protocolo de desconexión laboral digital y esta debe hacerse en consenso con los trabajadores, aquí se definirá la forma como se garantizará y se ejercerá el derecho, también debe haber un protocolo de desconexión digital  que contenga los parámetros que se deben seguir frente al uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) dentro de la relación laboral, legal y/o reglamentaria y propenda por su buen uso, a fin de separar el tiempo que el trabajador o servidor público permanece en el trabajo, incluido el teletrabajo, de espacios tales como el descanso, las vacaciones y el tiempo personal y familiar.

Las excepciones.

Como toda ley, hay algunas excepciones que no están incluidas dentro de la desconexión laboral, entre ellas específicamente están los trabajadores y servidores públicos que desempeñan funciones o cargos de dirección, confianza y manejo. Dentro de este artículo está un párrafo de interpretación, el cual el empleador decidirá si sus trabajadores están dentro de esta excepción el cual dice, “aquellos que por la naturaleza de la actividad o función que desempeñan deban tener una disponibilidad permanente”, ejemplos de estos son las fuerzas armadas y los organismos de socorro.

Otra de las situaciones excepcionales en las cuales no se aplica esta ley es en las situaciones de fuerza mayor o caso fortuito, en los que se requiera cumplir deberes extra de colaboración con la empresa o institución, cuando sean necesarios para la continuidad del servicio o para solucionar situaciones difíciles o de urgencia en la operación de la empresa o la institución, siempre que se justifique la inexistencia de otra alternativa viable.

Consecuencias

Empleadores que omitan esta ley según la misma se constituye como una conducta de acoso laboral en los términos del literal J del artículo 7 de la ley 1010 de 2006.

Compartir