20 C
Pereira
viernes, enero 27, 2023

Costos de insumos, dólar e inflación afectaron ventas de vivienda

El incremento de los costos de materiales, las elevadas tasas de intereses, y el cambio de Gobierno el cual aún no define recursos y subsidios para la compra de vivienda nueva, generaron la caída en ventas de vivienda de interés social en el 2022.

Con una variación negativa del -18,43% en la venta de viviendas VIS, es decir de viviendas de interés social social, cerró el año 2022, el sector de la construcción del departamento, así lo confirmó Victor Baza Tafur, gerente de Camacol Risaralda, quien además explicó que la caída correspondió al incremento del costo de las construcciones a causa del dólar, en las tasas de interés y el cambio de Gobierno. “Lo que tiene que ver con el cierre de año, podemos decir que si bien fue un cierre que dista mucho de lo que sucedió en el 2021, el 2022 tuvo una tendencia a la baja, pero tuvimos problemas con abastecimientos, incremento en los costos de construcciones, en algunos de los materiales principales para la construcción de vivienda nueva, y lógicamente lo que tiene que ver con el cambio de Gobierno”, explicó el líder gremial a este medio de comunicación.

Se conoció que en el caso la vivienda No VIS, aquella que en promedio cuesta más de 135 o 150 SMMLV, la variación en ventas también fue de -14,60%, a lo que también se le atribuye la cifra de inflación que en Colombia cerró el 2022 en 13,12%.

En cuanto a los lanzamientos de proyectos nuevos VIS registró una caída de -3,32%, mientras que para la No VIS fue diferente, ya que registró al cierre del año pasado un crecimiento de 4,19%, según el gerente de Camacol Risaralda, tiene que ver con los planes de ordenamiento territorial. “Pereira tuvo un decrecimiento porque los suelos que están dispuestos no permiten el cierre financiero para poder desarrollar las viviendas de interés social, pero además de eso el costo de los materiales de construcción, sobre todo porque ese tipo de vivienda tiene un tope que no permite una maniobra financiera, adicionalmente hoy los problemas que hay con los subsidios, porque el Gobierno nacional no ha comenzado a asignar recursos y subsidios, eso también es un punto en contra para la vivienda de interés social y prioritario”.

Ventas 

Según el líder gremial las ventas de vivienda VIS en el 2021 superaron los $800 mil millones, mientras que para el 2022, llegaron a los $606 mil millones; en el caso de la No VIS pasaron bajaron a $552 mil millones, a pesar de esto el sector ve con positivismo el futuro. “Esperamos que como lo dice Fedesarrollo, de julio en adelante comience a normalizarse…que podamos tener un panorama totalmente diferente y lógicamente en el plano local, la aprobación a los planes de ordenamiento territorial, en la revisión que adelanta Pereira, en la modificación que por fin adelanta Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal, es un reto bastante importante porque va a permitir que esas revisiones, esos ajustes, vayan de cara a la realidad del territorio y a las necesidades no solo para la vivienda, para los usos, para los desarrollos de otros segmentos diferentes a la vivienda pero que son muy necesarios para la competitividad y la dinámica económica de nuestra región”.

Puntualiza además Baza que a pesar de que la “cuesta se ve empinada” están acostumbrados. “Nada aquí para nosotros es plano, estamos acostumbrados y el sector constructor es un sector resiliente que quiere seguir acompañando a los compradores de vivienda para que logren ese sueño de tener su vivienda propia y nueva, juntos somos capaz”.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -