Cosecha cafetera en Risaralda cumple con las proyecciones

En medio de una total incertidumbre por la llegada de la pandemia, se avecinaba la cosecha cafetera más importante del año en el departamento  y el país, el temor se centraba en la posible escasez de mano de obra que facilitará la recolección y así poder cumplir con las metas establecidas por los caficultores, algo fundamental para poder afrontar la crisis económica que ha dejado el covid-19.

Sin embargo, como lo expresa Jorge Humberto Echeverry Marulanda, director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros, el sector se supo preparar para poder cumplirle a los productores y a la economía de la región y es así como en el marco del Plan Cosecha, se ha recolectado hasta la fecha el 80 % de la cosecha que se tenía prevista para este segunda mitad del año y se espera que entra la última de semana de noviembre y la primera de diciembre ya se dé por terminada, recolectando el 20 % restante.

“Desde hace seis años venimos implementando el Plan Cosecha y este año en especial tenía una premisa muy importante que era por la salud y la vida de los caficultores, teniendo siempre claro que el cuidado tanto de productores y recolectores era lo más importante. Por lo que desde el momento en que inició la contingencia por la pandemia, se comenzó también con un trabajo de socialización y sensibilización para el manejo del personal en los sitios de recolección y de esta manera evitar que se presentaran, casos de covid-19 o conglomerados entre los recolectores” argumentó el representante de los cafeteros.

El plan

El Plan Cosecha cuenta con el trabajo articulado de la Gobernación de Risaralda, alcaldías municipales, red hospitalaria de todo el departamento, Secretarías de Salud y Agricultura, Policía Nacional, Ejercito Nacional y demás fuerzas vivas de la región, quienes son conscientes de la importancia que tiene esta actividad, para la economía local y el aporte a la reactivación de la misma.

 

Cosecha y empleo

La actual cosecha cafetera representa para el departamento un total de $500.000 millones y genera alrededor de 50.000 empleos directos, incluida la mano de obra. De este número de empleos, 15.000 fueron foráneos, es decir recolectores que llegaron desde otras regiones.

Es por esto que teniendo en cuenta la actual situación y el riesgo que acarreaba la movilización y tener una gran cantidad de personas trabajando en las fincas, desde la Federación Nacional de Cafeteros se elaboró el Protocolo de Bioseguridad para el sector, el cual fue aprobado por el Ministerio de Salud. Esto permitió poder cumplir a cabalidad con los objetivos de la cosecha.

“Toda esa situación nos puso a pensar que hacemos y trabajamos con las Secretarias de Salud haciendo la socialización de este protocolo y como con base a este íbamos a llevar a cabo la cosecha protegiendo la vida, los empleos y la economía” agregó Echeverry Marulanda.

 

Mano de obra

Otro de los buenos resultados que ha dejado la puesta en marcha de la cosecha, fue la recuperación del empleo y la posibilidad para las personas que perdieron sus trabajos en medio de la pandemia, de generar ingresos con el trabajo de recolección.

La creación de las bolsas de empleo, que son administradas por las Alcaldías de los diferentes municipios del departamento, permitió hacer un re direccionamiento de los recolectores hacía los municipios que más lo requirieran.

La ciudad de Pereira, junto con los municipios de Pueblo Rico, Quinchía y La Virginia, fueron quienes lograron convocar una gran cantidad de mano de obra, la misma que fue dirigida a las localidades de Santuario, Belén de Umbría y Apía.

De esta manera se logró que para los picos de recolección de la cosecha se contara con al menos el 90 % de la mano de obra necesaria para poder cumplir con las metas.

“Estas acciones nos demuestras que el gremio cafetero unido y con el apoyo de las entidades gubernamentales, se puede fortalecer aún más. El Plan Cosecha  2020 ha sido un éxito y sin duda alguna el reconocimiento es para los caficultores, quienes han estado comprometidos en sacar adelante esta recolección y lo han estado desde el principio en la socialización y aplicación de los protocolos de bioseguridad” aseguró Echeverry.

 

Municipios

El representante del sector cafetero, destaca el beneficio que trabajo para la economía de los municipios la pandemia y la cosecha ya que por temas de restricciones de movilidad o por desempleo, muchas personas retornaron a sus lugares de origen, lo que va a permitir que estas regiones muevan aún más su economía y se sienta una recuperación, después de la crisis que han vivido también muchos empresarios, emprendedores y pequeños productores agrícolas de estas zonas del departamento.

“Paradójicamente, esto año no pudo ser mejor para nosotros los caficultores y lo más importante que los resultados de la cosecha, van a circular en la economía de los municipios, esto nos permite que desde estas zonas se contraiga  el movimiento de personas hacia la ciudad, incluso mucha gente de la capital regresó a sus pueblos y cogieron café” expresó el directivo cafetero.

La calidad del café del Risaralda, también ha permitido que se mejoren los precios a lo largo del año, un beneficio más para los caficultores que se llevan el 30 % del total de cosechan recolectada.

Deja un comentario