Comerciantes hacen un llamado a actuar con responsabilidad para avanzar en la reactivación económica

Un nuevo tropiezo se presenta en la recuperación del sector comercio debido al paro nacional, que han desencadenado actos vandálicos que terminan en saqueos a los establecimientos comerciales, los cuales dejan pérdidas de más de $2.000 millones y una reducción en las ventas de al menos el 65%. 

De acuerdo con Luis Fernando Jaramillo Bedoya, Presidente de la Junta Directiva de Fenalco Risaralda, la situación durante este mes de paro ha sido bastante compleja, sobre todo después de que el sector afrontara el impacto negativo que dejaron los cierren por la pandemia y se empezará a vivir un proceso franco de recuperación. Las consecuencias de estas jornadas de manifestaciones han sido mucho peores, ya que ahora se está viviendo un desabastecimiento de productos y bienes que no se evidenció durante la cuarentena estricta. 

“Estamos prácticamente empezando de cero nuevamente, hay muchas empresas que ya no tienen inventario, que han tenido que cerrar no se si de manera definitiva, se han perdido empleos y todo el proceso de recuperación que veníamos teniendo se ha perdido,porque ahora no se están generando utilidades porque las operaciones de los negocios están a media marcha. El comercio puede aguantar 120 días de manifestaciones y lo que se pueda presentar, pero los bloqueos son muy perjudiciales para la actividad”, argumentó el representante del gremio. 

Empresas

Según datos de la Cámara de Comercio de Pereira, en la ciudad hay alrededor de 10.300 empresas del sector comercio, de las cuales el 45% se encuentra trabajando a media capacidad. 

Así mismo, según el último informe sobre mercado laboral entregado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, el sector comercio perdió un total de 7.224 puestos de trabajo, en este sentido el 62% de los empresarios se muestran pesimistas frente a la recuperación del desempleo ya que no se están generando utilidades y los ingresos que llegan son para cubrir obligaciones como pago de arriendo,  reparaciones por los actos vandálicos que pueda sufrir el local o en compra de material para proteger los negocios.

“En este caso los más afectados han sido los pequeños y medianos empresarios, pues las empresas grandes tienen seguros que pueden ser utilizados en estos casos de vandalismo, pero los pequeños negocios no, a ellos les toca sacar de su bolsillo para las reparaciones o para pagar la mercancía que se lleven y esto inminentemente los va a llevar al cierre de sus establecimientos”, agregó Jaramillo Bedoya. 

Optimismo

Sin embargo en medio de toda esta situación, desde el sector se sigue avanzando en la implementación de estrategias que permitan recuperar su economía, cómo la propuesta de celebrar el día de la madre durante todo el mes y a pesar de que la fecha por Fenalco, se estableció para el 31 de mayo, muchos siguieron la tradición y celebraron el segundo domingo del mes, lo que permitió que tanto locales, como restaurantes, tuvieran una buena actividad comercial.

“en algunos sectores en particular lo que es resturantes, los que lograron tener abastecimiento de alimentos a través de cadenas humanitarias, si se notó una buena dinámica, lo mismo sucedió en los centros comerciales y fue una estrategia que funcionó en dos fechas y de alguna manera hubo algo de alivio en ese sentido”, expresó el vocero de Fenalco Risaralda. 

Esta fecha es una de las importantes del año en materia comercial, la cual es celebrada por el 97% de la población quienes destinan entre $200.000 y $600.000 para las compras de obsequios e invitaciones a restaurantes.

Por su parte, para el día del padre no se ha mencionado alguna modificación de la fecha y desde la entidad afirman que está será celebrada el día 20 de junio. 

 

Reactivación 

Finalmente desde el gremio expresan que es momento de seguir adelante con la apertura económica, ya que propiciar nuevos cierres sería catastrófico para el sector. Por esto resaltan el compromiso de los empresarios en el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, cumpliendo con los aforos  y el uso de tapabocas. 

“En este momento no podemos parar la reactivación es peor estar en una situación en donde veníamos recuperándonos y nos cae el paro y ahora otra vez dar un paso atrás, ese no es el camino. Lo que se debe es tomar conciencia como ciudadanos y entender que el autocuidado es también cuidar de los demás y de esta manera podemos salir juntos adelante”, puntualizó Jaramillo Bedoya. 

Compartir

Deja un comentario