17.9 C
Pereira
miércoles, abril 24, 2024

Comerciantes advierten que un nuevo cierre sería acabar con sus negocios

Después de la lenta recuperación que ha tenido el sector comercio, desde su reapertura en el mes de julio, las esperanzas para tener un buen cierre de año están puestas en las ventas de la temporada navideña, la cual, en años anteriores, representa alrededor del 50% de las ventas totales del segundo semestre del año.

Sin embargo, aunque por parte de los empresarios se ha visto el claro compromiso por el cuidado de la salud y la aplicación de todos los protocolos de bioseguridad, la indisciplina por parte de la ciudadanía ha llevado a que las autoridades locales tomen medidas restrictivas para los últimos días de diciembre y es que a pesar que desde el mes de noviembre se están promoviendo campañas para realizar las comprar de fin de año, en los últimos días en el centro de la ciudad se ha visto una gran cantidad de personas invadiendo las calles.

Debido a esto el departamento se encuentra en alerta naranja en cuanto a la ocupación de camas de unidades de cuidados intensivos, así como también en los últimos días se han registrado más de 500 casos diarios de contagios.

No al cierre

De esta manera desde el sector empresarial advierten que las medidas y las determinaciones deben estar enfocadas, en evitar las aglomeraciones por parte de la ciudadanía, pues en lo que respecta a los establecimientos de comercio, estos cumplen con las medidas de bioseguridad y controlan el aforo de los locales, por lo que consideran que el riesgo está en las afueras de comercios.

“Realizar en este momento el cierre de los establecimientos es totalmente inconveniente y traería un fuerte impacto para la comunidad y para la misma reactivación. De tal manera que las decisiones deberían enfocarse en redoblar el esfuerzo y tener bien comprendida la situación de los protocolos de bioseguridad y así mantener el estado de alerta pero salvando la situación de los negocios y brindando un mejor bienestar a la comunidad”, expresó Jaime Cortés, presidente del Comité Intergremial de Risaralda.

De igual forma los empresarios advierten que un cierre en este momento, no representaría la misma afectación que los cierres que se presentaron al inicio de la pandemia ya que en este momento se han hecho préstamos e inversiones para poder iniciar con la reactivación, así como también se han preparado con estrategias y eventos que de no llevarse a cabo acabarían totalmente con sus negocios.

Los más afectados en este caso, serían el sector de los bares, debido a que una de las restricciones sería no permitir la venta de licor después de las 10.00 p.m., lo que generaría un gran golpe para estos establecimientos ya que apenas hace poco reabrieron sus negocios.

Centros comerciales

Así mismo, por parte de los centros comerciales, también se ha hecho una gran inversión para poder llevar a cabo promociones y eventos para los últimos días del mes, y por eso los representantes de este sector aseguran que en estos lugares se puede aplicar el distanciamiento y se tendría un mayor control del aforo de visitantes. Además destacan los grandes esfuerzos que se han hecho desde la Alcaldía para llevar a cabo la reactivación y aclaran que el compromiso en esta etapa es del ciudadano para poder sobrevivir a la actual crisis económica.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -