17.4 C
Pereira
domingo, junio 26, 2022

Cambios de consumo y recesión tienen la inflación en terreno negativo

Es tendencia

- Advertisement -

La inflación en Pereira para el mes de junio del presente año se ubicó en -0,38 %, según el reporte entregado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) para la medición de Índice de Precios al Consumidor.

La variación para los primeros seis del año fue de -2,5 %, mientras que para los resultados correspondientes al año acumulado (junio de 2019 y junio de 2020), este indicar se encuentra -1,37 %, siendo así la única ciudad, de 24 principales ciudades del país, donde se presenta una variación negativa en el IPC.

Según lo explica, Oscar Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, esto comportamiento puede estar influenciado por una reducción ene rubro de alojamiento y servicios públicos, el cual para la medición mensual presentó una variación de -0,52 % y para el año corrido presentó un dato -9,7 %.

Lo anterior está ligado a la medida implementada por la Alcaldía de Pereira, se eximir del pago de servicios públicos a los estrados 1,2 y 3, lo que implicó una reducción en este rubro del 10 %

“Dentro de las variaciones esto esta es la que más está influenciando y arrastrando este índice hacia abajo, pero como esto es una medida temporal, una vez los hogares tengan que volver a pagar los servicios normalmente se verá un aumento en el índice de inflación” agregó el investigador.

 

Recesión

Sin embargo Jiménez, también argumenta que estas tasas de inflación negativas se deben a la recesión económica que se vive a cuenta de la emergencia del covid-19, viendo un indicador que responde al cese de actividades, como medida de contención del virus.

“En situaciones como la actual en donde la actividad económica ha estado reducida en una proporción muy alta, es natural que los precios no suban mucho o en algunos casos tiendan a bajar sobre todo en los bienes que no son de primera necesidad” agregó el economista.

Es así como se pueden evidenciar reducciones en rubros como muebles y artículos para el hogar y transporte con una variación de -0,64 % cada una y prendas de vestir con -0,51 %. Igualmente se evidencian variables como un leve aumento como recreación y cultura como 0,02 % e información y comunicación con 0,13 %.

 

Alimentos

Un rubro que tuvo un aumento importante, en el consolidado de los primeros seis meses del año fue alimentos y bebidas no alcohólicas, con 5,48 %, periodo en el cual se abarcaron los tres meses de cuarentena y cuyo incremento está ligado un pequeña desabastecimiento que se presentó las primeras semanas en que se aplicó la medida de aislamiento social, dado que para esa fecha los flujos de transporte y canales de distribución no operaban de manera normal.

“Se generó también esta tasa de inflación por el hecho de que muchos hogares pasaron de consumir alimentos en restaurantes a consumirlos en las casas, lo que hizo que se tuviera que mercar más, acudir más a las tiendas de barrio y también hay que tener en cuenta que la entrega por domicilio implica recargo en el precio de entrega de algunos bienes y genero algún aumento” explicó Jiménez.

 

Reactivación lenta

Igualmente el investigador de la Cámara de Comercio de Pereira, argumenta que a medida que se normalice toda la actividad económica, también se empiece a estabilizar el comportamiento en los precios sin embargo será un proceso lento ya que la emergencia sigue dejando un efecto importante en la economía, lo cual afecta los ingresos de las personas teniendo así menos capacidades de consumo.

El comportamiento de los precios en cualquier economía saludable crecen a lo largo del tiempo de manera permanente y de una manera lenta. Eso es importante para la economía, ya que si se presenta disminución en los precios eso genera un cambio en las expectativas de los consumidores que es profundamente recesivo.

“Esto quiere decir que si una persona cree que en el futuro van a ser más baratas las cosas, pues evita comprarlas y ese comportamiento hace que la economía pare aún más. Pero se espera que en la medida que la economía retorne a la normalidad se puede llegar a esos niveles de precios, sin embargo eso no es algo que vaya a ocurrir muy rápida” concluyó el investigador.

 

Cambio dinámica

Por otro lado un rubro que presentó un aumento considerable fue el de bebidas alcohólicas y tabaco con 2,59 %, evidenciando un cambio en la dinámica de consumo, ya que ahora son productos que se adquieren en canales de distribución especializados y se consumen en los hogares. Cuando antes de consumían en bares o discotecas y eran medidos dentro de la variable de recreación y cultura.

Artículo anteriorRoban de día, roban de noche
Artículo siguienteOtra víctima del virus

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -