21 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

Calidad en el empleo podría verse afectada con el nuevo salario mínimo

Alrededor de 204 productos y servicios que no subirían con el salario mínimo.

Ante el aumento salarial en Colombia, el cual se realizó por decreto presidencial el pasado 30 de diciembre, las empresas se preparan para ajustar los diferentes costos de nómina para el 65% de las y los trabajadores que devengan con un mínimo o menos. Así mismo, y como es costumbre año tras año, con el ajuste del salario mínimo se modifican también los precios de algunos productos y servicios. Cabe resaltar que algunos costos de vida, como los arriendos de casas, apartamentos y locales comerciales, suben con relación al Índice de Precios al Consumidor (IPC).

A pesar de que no se ha dado a conocer la lista oficial de productos que serían desindexados, se espera que 88 artículos salgan de este índice. Estos artículos hacen parte de sectores como el comercio, industria y turismo; laboral y pensional; educación; hacienda; salud; transporte; vivienda, y servicios públicos. Por ejemplo, la tarifa para participar en concursos de méritos para maestros, así como la matrícula y derechos pecuniarios para estudiantes de programas de formación complementaria; la convalidación de certificados obtenidos en el extranjero; la inscripción en el Registro Nacional de Turismo de empresas captadoras de ahorro para viajes y servicios turísticos, así como el costo relacionado con la habilitación de empresas de transporte, son algunos de los servicios que hacen parte de la lista de desindexación.

Ante el incremento, diferentes analistas económicos como Carlos Osorio explicaron que la decisión beneficia, en cierta medida, el poder adquisitivo de los trabajadores: “Se da un incremento salarial muy acorde a cómo va a cerrar la inflación. En términos reales, se diría que el salario mínimo tiene un incremento real de aproximadamente 2 puntos porcentuales. En cierta medida, el aumento es bueno porque tiene en cuenta el componente de transporte (aumento del 15%) y lo incorpora dentro del salario”, indicó.

Así mismo, el Ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, afirmó que entre 2023 y 2024 se realizará un significativo aumento en el poder adquisitivo de los colombianos. En una declaración difundida por la Presidencia de la República a través de su cuenta en la red social X, el líder de la cartera expresó que: “En 2024, se espera que la inflación siga bajando hasta 5%, lo cual significa ganar en el adicional cinco puntos porcentuales de poder de compra por control de inflación, más 1,9 puntos que subió el salario mínimo por encima de la inflación de 2023. Bajo esas condiciones, entre 2023 y 2024 los colombianos van a ganar 13 puntos de poder adquisitivo real”.

Efectos
Sin embargo, para el caso de los empresarios, quienes no lograron llegar a un acuerdo con la mesa de concertación, un aumento del salario por fuera de lo pactado podría generar, según el subsecretario de Planeación, Jhonier Cardona, una reducción de costos que genere mayor informalidad y menor calidad en la producción de las pequeñas y medianas empresas, las cuales representan el 95% del tejido empresarial que tiene Colombia:

“Esa reducción de costos se reflejará en mayor informalidad laboral, es decir, el no cumplimiento de las formalidades plenas para la contratación de una persona. Lo que no dice el Gobierno es que lamentablemente cuando un empresario no le puede subir el precio a su producto como producto del incremento en el salario, lo único que tendrá como estrategias para tratar de equiparar esa situación es primero contratar la gente sin formalidades plenas y en segundo lugar bajarle la calidad los productos para tratar de que los costos de esos productos sean compensados y pueda vender a los precios que el Gobierno quiere que se vendan que no sean influenciados por el incremento del salario mínimo”.

¿Alcanza?
Así las cosas, ambos analistas plantean un panorama complejo para el primer semestre de 2024, en donde se evidencia la fragilidad del aparato productivo colombiano: “En la medida en que no se les considere en su situación, las pequeñas y medianas empresas tendrán que buscar las formas para tratar de que sus costos sean bajos y una de esas formas es no contratar o contratar sin formalidades plenas, buscando con ellos reducir costos”, concluyó Cardona.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -