Buenos precios del café, no compensa los costos de importación de insumos

Un máximo histórico registró durante este semana el precio de la carga de café de 125 kilogramos de tipo pergamino. Según información de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), el pasado lunes el precio del grano cerró en $1.310.000 , mientras que para el martes se reportó un valor de $1.340.000. m

De acuerdo a lo expresado por Luis Ramírez – Representante de Risaralda ante la Federación Nacional de Cafeteros, desde hace 20 años no se registraba un incremento en los precios como este: Hasta hace dos años el precio de la carga de café era de $650.000 y hasta hace un año de $900.000, mientras que a lo largo de la pandemia, este indicador se ubicó entre el $1.100.000 y el $1.200.000.

“Este es un precio que sin duda alguna, solo es beneficioso para el caficultor, si no para todas las personas que tienen que ver con la economía cafetera, desde recolectores y la cadena de valor. Así mismo se benefician indirectamente otros sectores como comercio, alimentos, recreación, entre otros”, expresó el representante cafetero.

 

Costo – beneficio

Sin embargo, pese a estos buenos precios, Ramírez argumenta, que esto no significa que la actividad está siendo rentable para los productores, ya que se han presentado incrementos en los costos de la mano de obra, así como también en los costos de los insumos, lo que generan un déficit en los gastos de producción del grano.

Actualmente la mayoría de los insumos que se utilizan para la producción de café, como por ejemplo los fertilizantes, están siendo importados desde regiones como Rusia y China. Esto no solo ha afectado el sector cafetero, si no toda la actividad agrícola del país.  

“Esto es algo que ha impactado mucho a los productores, para tener un dato real: el año pasado los niveles de precios de los fertilizantes estaban alrededor de $70.000 el saco hoy están a $130.000 pesos y eso está encareciendo la producción agrícola en general”, agregó el vocero de la FNC.

Este aumento se debe al acaparamiento de este tipo de productos en países como China e India, los cuales tienen la necesidad de aumentar su producción de alimentos, por lo que al llegar estos insumos al país y tener tanta demanda y poca oferta, se aumentan los precios de los mismos. 

 

Cosecha

Otro punto que destaca Ramírez, es que el retraso que ha tenido la traviesa, como se le nombra a la cosecha cafetera para la primera mitad del año, la cual debía empezar a recogerse para el mes de abril, pero debido a las fuertes lluvias se han visto afectados los cultivos y se espera que para el mes de mayo ya se pueda empezar con la recolección del 30% del total de la cosecha cafetera en Risaralda para el 2021. 

Para este primer semestre se requieren de al menos 30.000 recolectores, cuya labor se lleva a cabo en los municipios que son de clima más caliente como Balboa, Santuario, Dosquebradas y Pereira.  

“En el departamento el año pasado fuimos grandes generadores de empleo en el y este año seguimos buscando que las personas que están desempleadas se integren a la cosecha, por lo que hacemos un llamado para que las mismas personas de las zonas, que han retornado a sus pueblos, se desplacen a las fincas cafeteras en Risaralda para apoyar la recolección. Tenemos poco impacto de covid en las veredas por esto el llamado es hacer caso de los protocolos de bioseguridad. 

En el sector cafetero se viene implementado el protocolo de bioseguridad que fue diseñado por la Federación Nacional de Cafeteros y aprobado por el Ministerio de Salud y Protección Social.  

Compartir

Deja un comentario