14.7 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

Belleza en medio del caos capitalino

Para muchos, pensar en Bogotá es pensar en lento tráfico vehicular, largas distancias para recorrer, frío, inseguridad e incluso una vida de estrés y agitación continua, sin embargo lo cierto es que incluso en medio del caos también hay mucha naturaleza.

A través de una alianza entre Anato, Fontur y el Instituto Distrital de Turismo, El Diario pudo llegar hasta los lugares más representativos de la capital colombiana y conocer más de su historia, cultura y de una gran variedad de sabores a través de platos típicos, experiencias que despertaron más de un sentido.

Minutos después de despegar del Aeropuerto Internacional Matecaña y sobrevolar el Parque Natural de Los Nevados, El Diario llegó hasta Bogotá, en el marco de la celebración de la edición 26 del Congreso Nacional de Agencias de Viajes y Turismo de Anato, allí el primer recorrido fue en bicicleta por Teusaquillo, con Colombia Bike Touring, barrio tradicional en el que predomina la clase media y alta, los habitantes en su mayoría son políticos de gran poder y artistas, allí aún está ubicada la casa donde fue grabada la reconocida novela Betty La Fea, e incluso el recinto católico donde se hospedó el Papá Francisco en su última visita al país.

El primer encuentro gastronómico fue en Casa Quira, propiedad del chef Carlos Gaviria, de ancestro paisa, se trata del primer investigador gastrónomo y un formador de nuevas generaciones de cocineros profesionales con la apelación de origen Colombia.

Historia
Muy cerca a la casa presidencial yace el Museo Arqueológico Casa del Marqués de San Jorge, hoy Museo Musa, la cual alberga la colección más grande y diversa de piezas cerámicas precolombinas en Colombia, entre esas varias halladas en la región cafetera; allí se vive la experiencia con la arcilla, material usado por los antepasados indígenas para plasmar sus obras de arte.

Otra de las experiencias memorables es la del Tejo La Embajada, lugar en el que el Deporte Nacional Colombiano fue llevado a otro nivel, mismo en el que cualquiera lo puede jugar y disfrutar, un emprendimiento que combina el juego y la gastronómica típica y que con mucha “malicia indígena” logró sobrevivir incluso a la pandemia.

El Cumbia House La Gaira, restaurante que fue de propiedad del reconocido cantautor Carlos Vives, es una parada obligada para cualquier turista, este lugar es denominado el templo de la música del mundo y la colombianidad.

Cerca a las estrellas


A más de 3.152 metros sobre el nivel del mar, muy cerca a las estrellas se encuentra el Cerro Monserrate, lugar en el que la religión, las artesanías y una gran vista de más del 60% de Bogotá, convergen para envolver y enamorar a cualquier turista.

Lo que muchos no conocen, es el lugar donde inició la ciudad de Bogotá, se trata del Chorro de Quevedo en medio de La Candelaria, lugar cercano a la Plaza de Bolívar de Bogotá y donde abunda no solo la oferta gastronómica, entre ellas el restaurantes El Aquelarre, bebidas tradicionales como la chicha de sabores, sino también los museos, el arte callejero y se respira historia en cada una de sus equinas.

Tras un largo recorrido y en medio del frío capitalino es necesario vivir la experiencia en Café San Alberto, lugar donde se aprende a conocer las diversas formas y sabores del fruto colombiano; finalmente el Museo del Oro es paso obligado para cualquier ajeno a Bogotá, el lugar preserva colecciones arqueológicas que son un patrimonio y un orgullo de todos los colombianos, entre ellas el Poporo Quimbaya, pieza artesanal que representa lo mejor del trabajo orfebre de una de las grandes culturas prehispánicas.

Artículo anteriorNo vuelvas jamás donde fuiste feliz
Artículo siguienteOasis

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

La revolución de los velos

Reflexión del día sin carro

ExpoU 2022 derriba fronteras

Campeones nacionales en ajedrez

- Advertisement -