18.2 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Actividades que frenan el crecimiento de la economía

Según los últimos datos publicados por el DANE, el Índice de Seguimiento a la Economía (ISE) presentó una caída de 10.6% anual en agosto de 2020. Eso supone un retroceso respecto al resultado de un mes atrás (-9.7%), lo cual no sucedía desde el mínimo histórico observado en abril.

El mayor deterioro del ISE en agosto responde, entre otras cosas, a la continuación de las cuarentenas sectorizadas en varias ciudades del país, que aumentaron la incertidumbre y retrasaron la reactivación de los encadenamientos productivos.

De acuerdo al análisis de estos resultados realizados por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), por ramas económicas  se observa que el mayor impacto se sintió en las actividades secundarias,  industria y construcción, que registraron una variación anual de -12.1% y una contribución de -2.2puntos porcentuales.

Actividades

El comportamiento de las actividades primarias  como el agro y minería, presentaron el mayor deterioro frente a lo observado en los últimos dos meses, con una caída de 11.5% anual.

Según el DANE, este resultado responde principalmente a las dinámicas en los cultivos de café, banano y flores. Finalmente, la rama de actividades terciarias, servicios y comercio fue la de mejor desempeño de las tres en términos de crecimiento, con una variación anual de -10.1%. No obstante, dado el peso de estas actividades en el total, esta rama fue la de mayor contribución negativa al resultado total con -6.9 puntos porcentuales.

“Si bien la explicación de esos malos desempeños radica, en buena medida, en los efectos de las restricciones impuestas a la reactivación durante julio y agosto, que impidieron una apertura coordinada entre los principales centros productivos del país, también ponen de manifiesto el desafío que tiene la economía como un todo” argumentan desde la entidad.

 

La recuperación

Según las proyecciones de la entidad financiera, los retos hacia adelante son, por un lado, evitar caer en el peor de los escenarios, nuevos cierres y cuarentenas discrecionales y por el otro, promover las condiciones adecuadas para retornar el crecimiento de la actividad económica a terreno positivo.

Las ventas de comercio minorista registraron una caída de 14.9% anual en agosto de 2020 frente al -10 % en julio de 2020, según la Encuesta Mensual de Comercio (EMC). Nótese cómo ese resultado significó un retroceso respecto a la tendencia de menor deterioro observada desde los registros mínimos de abril hasta el mes de julio. De esa manera, el comercio minorista se contrajo 11.1 % en lo corrido del año a agosto de 2020 versus el crecimiento de 6.5 % un año atrás.

“En efecto, no hay que obviar que, a medida que los indicadores se alejen de las irregulares contracciones observadas en abril y mayo, más evidente se harán los daños estructurales que sufrió la actividad productiva durante ese período y, por tanto, se tornará más complejo materializar nuevos avances” advierten los analistas.

Pese a ese retroceso en el desempeño del comercio minorista en agosto, el Índice de Confianza del Consumidor mostró un menor deterioro en septiembre, al ubicarse en -21.6%.

Manufactura

Similar a lo observado en el comercio minorista, la producción manufacturera en agosto mostró un deterioro de 1.8 puntos porecentuales frente a los resultados de julio, lo que resultó en una contracción de 10.3% anual, según la Encuesta Mensual Manufacturera con Enfoque Territorial (EMMET). Con eso, la variación en lo corrido del año a agosto fue de -11.6%.

Al igual que en el caso de los comerciantes, el Índice de Confianza Industrial (ICI) mostró una recuperación a niveles de 1.5% en agosto, con lo cual se ubicó en terreno positivo, tras permanecer cinco meses con resultados negativos.

 

Construcción

A diferencia del comercio y la industria, el comportamiento del sector de la construcción y, en especial, el de las edificaciones, lleva varios períodos con resultados desfavorables, como resultado de la sobre-oferta de inmuebles en los segmentos de oficinas y viviendas de estratos altos presentada en las principales ciudades.

Esos problemas estructurales, junto con la compleja coyuntura actual, han llevado a que el sector presente fuertes contracciones en sus principales indicadores. Por un lado, el área licenciada registró una caída de 30.4% anual en agosto de 2020. De esta manera, la variación en el acumulado enero-agosto fue de -31.7% anual.

 

Gran reto

Por esa razón, advertimos que retornar a los dinamismos observados en el período pre-pandemia no se logrará por sí solo, debido a las sensibles pérdidas de ingresos que sufrieron los hogares y al complejo panorama en términos de bienestar de la sociedad que dejará el año 2020.

“De ahí la importancia de no utilizar las cuarentenas estrictas y sectorizadas en las principales ciudades del país, debido al enorme impacto económico que representan y que se traduce en más desempleo y menores ingresos de los hogares” explica el análisis.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -