26.4 C
Pereira
domingo, enero 29, 2023

2023 año de gastos moderados

Con el cierre del 2022 con una inflación del 13,12%, un crecimiento del salario mínimo real del 2,88%, y unas tasas de usura que alcanzan el 43,26% para créditos ordinarios y de consumo, expertos aseveran que llegó el tiempo de moderar el bolsillo.

“La cosas empiezan a verse turbias a partir del 1 de enero del 2023, lo más preocupante para todos desde los recién  nacidos, hasta los adultos que están a punto de morir, es la inflación, ¿qué es?, es la pérdida de poder adquisitivo de la moneda”, explica Jhon Alexander Portilla, economista y docente universitario de la ciudad de Pereira.

El especialista en materia económica asevera que otro de los temas que preocupa, y por el que los gastos en el 2023 de las familias colombianas deben ser moderados, es el precio del dólar. “La gente dice está bajando, pero no está en los límites de los $3.300 para tener una inflación ajustada al incremento del salario mínimo”.

Colombia es un país que importa más productos de los que exporta, especialmente de materias primas, precursores químicos necesarios para producción de alimentos, y comida para animales, todo esto que es comercializado en dólares, y el crecimiento de esta moneda extrajera, genera que los sobrecostos terminen siendo asumidos por el consumidor final, es decir por el ciudadano de pie, quien a su vez pierde más poder adquisitivo al verse obligado a comprarlos.

“La guerra entre Ucrania y Rusia que ya casi cumple un año, los principales proveedores de urea, es otro de los temas que nos debe preocupar”, agrega Portilla, quien además explica que con una inflación al alza, los bancos centrales del mundo seguirán subiendo las tasas de interés buscando controlarla, lo que lleva a las personas a enfrentar un panorama de incertidumbre, en Colombia estas llegan hoy al 43,26% para créditos ordinarios y de consumo del 58,8% para microcréditos o créditos rotativos”..

Así entonces es posible que en este 2023, muchas personas estén pensándolo más de dos veces para acceder a créditos bancarios para adquirir su casa propia, un carro, o para ampliar sus unidades de negocio, lo que según el docente podría causar que muchos sectores se vean obligados incluso a despedir personal. “Va  a llevar a despedir gente porque los clientes no van a tener con qué pagar réditos y no van a comparar…confluyen un montón de variables como la confianza del consumidor, del productor, entre otros, que desenlazan en consecuencias macro”, agregó Portilla.

Finalmente otro aspecto que destaca como preocupante el economista es la indexación de los precios con el IPC, entre ellos los arrendamientos, teniendo en cuenta que un 34% de las unidades residenciales en Colombia están en arrendamiento. “Esa población con el incremento va a perder un 2,2% de su poder adquisitivo este año”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -