Colombia se une a ensayo clínico para tratamiento contra covid-19

Colombia participará en un estudio clínico multinacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para encontrar un tratamiento contra el coronavirus, informó el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima).

«Colombia se suma a la lista de países que abren sus puertas al estudio clínico ‘Solidaridad’, un ensayo clínico puesto en marcha por la OMS y sus asociados, para encontrar un tratamiento eficaz contra el covid‑19», aseguró el Invima en un comunicado.

El ensayo clínico busca evaluar la seguridad y eficacia de cuatro posibles tratamientos contra el coronavirus con la participación de cerca de 4.000 pacientes de 25 países.
Tras recibir una invitación de la OMS para hacer parte del grupo de países en los que se desarrollarán las investigaciones, el Invima resaltó la importancia de este tipo de iniciativas en Colombia.

«El estudio permite llevar a cabo procesos de evaluación sustentados en la independencia, imparcialidad y objetividad frente a los datos clínicos necesarios para determinar la viabilidad de posibles alternativas terapéuticas para el tratamiento de enfermedades como el covid-19», agregó la información.

Cuatro tratamientos
Según el Invima, las alternativas terapéuticas a probar en el estudio son: Remdesivir, Lopinavir; Ritonavir; Cloroquina e Hidroxicloroquina, e Interferón beta-1a.

Sin embargo, la institución aclaró que estos medicamentos solo podrán utilizarse en el marco de estudios clínicos.

La entidad subrayó que estos procesos mantendrán los «estándares científicos de evaluación que permitan recolectar información robusta y de calidad acerca de la eficacia y seguridad, protegiendo la salud pública de los colombianos».

En este ensayo clínico podrán participar las instituciones certificadas en Buenas Prácticas Clínicas (BPC) o aquellas que cuenten con el aval de una entidad certificada.

De acuerdo con la OMS, mediante la participación en el ensayo de pacientes en múltiples países, ‘Solidaridad’ tiene como propósito «descubrir con rapidez si alguno de los medicamentos estudiados retrasa la progresión de la enfermedad o mejora la tasa de supervivencia».