Insolvencia exprés como mecanismo de recuperación empresarial

Leidy K. Remolina*
La desaceleración de la economía ha sido, sin duda, una de las principales consecuencias de la pandemia mundial de Covid-19, pues muchos sectores productivos se han visto seriamente afectados con la completa o parcial paralización de sus actividades.
Colombia, no ha sido la excepción y estadísticas recientes demuestran que el 70% de las empresas en nuestro país han hecho un cierre parcial de sus actividades productivas y que además, la mayor preocupación de los empresarios colombianos tiene que ver directamente con la significativa disminución en sus ventas.
Sin embargo, no todo el panorama es gris. El Gobierno Nacional, buscando mantener la sostenibilidad y el desarrollo empresarial, expidió los Decretos 560 y 772, en los cuales desarrolla el llamado “proceso de insolvencia exprés”, que consiste básicamente en un régimen especial y transitorio de insolvencia cuya esencia radica en la creación de trámites mucho más sencillos y ágiles desde el punto de vista procedimental, que además generan efectos inmediatos en beneficio de los deudores.
Ambas normas introducen importantes modificaciones, pues promueven el fortalecimiento de la capacidad instalada que tiene el Gobierno para atender la proliferación de procesos de insolvencia a los que ya se está enfrentado el país, simplifican los requisitos para acceder a uno de estos trámites e implementan nuevos mecanismos que permiten a los deudores y acreedores llegar a acuerdos expeditos y eficaces sobre los pasivos que se adeudan, fomentando así acuerdos sostenibles y materialmente posibles que evitan a toda costa que la única opción sea la liquidación definitiva de la empresa.
Las anteriores modificaciones, aunadas a procedimientos innovadores basados en la eficiencia, agilidad y, por supuesto, el principio de la buena fe, constituyen instrumentos complementarios sobre los cuales se espera edificar una progresiva recuperación económica en nuestro país.
Es evidente que este proceso de recuperación empresarial no será igual para todos, pues algunos sectores económicos se han visto incluso fortalecidos y han ido creciendo en su producción con ocasión de la pandemia, mientras que otros han sufrido duros embates por la misma. Para éstos últimos recomendamos acudir a los procedimientos exprés de insolvencia, como alternativa ágil y eficaz de protección patrimonial y recuperación económica.
*Abogada de Pinilla, González & Prieto Abogados

Deja un comentario