Hallazgos fiscales por $89.899 millones encontró la Contraloría General en controles excepcionales a 13 hospitales departamentales públicos

Gran preocupación por la situación financiera de varios hospitales que pueden llevar a su liquidación, entre ellos los de Montería, Sincelejo, Pereira y Quibdó.

A escasos 2 años de funcionamiento, la Nueva E.S.E. San Francisco de Asís, en Quibdó, ya se encuentra en riesgo medio y con problemas de liquidez por la disminución del efectivo para atender las cuentas por pagar.

Grandes falencias de los hospitales en el trámite de facturación y cobro, llevan a iliquidez y graves problemas financieros.

Obras inconclusas, convertidas en “elefantes blancos”, son la Unidad de Neonatales en el Hospital Universitario de Santander y la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital San Jorge de Pereira.

En el Hospital de San Andrés se perdieron el 80% de los recursos que debían invertirse en infraestructura hospitalaria.