Área Metropolitana realiza operativos de control al combustible

Según el boletín del Ministerio de Minas y Energía, la reducción promedio del precio de la gasolina para las 13 principales ciudades del país será de $1.200 pesos (-13%), pasando de un precio promedio de $9.159 a $7.958 pesos por galón. Entre tanto, la disminución promedio del diésel para las 13 principales ciudades será de $800 pesos (-9%), pasando de $8.952 a $8.152 pesos promedio por galón.

Esta medida es adoptada en medio de una menor actividad económica registrada en el país a raíz de los efectos del COVID-19, motivo por el cual el Gobierno Nacional busca propiciar un alivio a actividades esenciales que requieren de los combustibles líquidos, tales como el transporte de alimentos.

Es importante aclarar que los nuevos precios autorizados por el Gobierno Nacional se aplicarán de manera progresiva en los centros mayoristas y las estaciones de servicio, según se agote el inventario de combustibles existentes previo al anuncio de la medida, lo cual podría tomar entre 2 y 4 días, es decir que dicha disminución se verá reflejada desde el día sábado 21 de marzo del año en curso en las estaciones de servicio de los Municipios de Pereira, Dosquebradas y la Virginia.

Ante las quejas registradas por algunos usuarios por la inconformidad que existe de que algunas estaciones de servicio que no han actualizado el precio de los combustibles, consideramos de gran importancia informar a los usuarios y comunidad en general, tener conocimiento que es el Ministerio de Minas y Energía, la entidad que tiene a su cargo la fijación y adopción de la Política Nacional en materia de distribución de hidrocarburos, así como el establecimiento y la aplicación de la política de precios del petróleo y sus derivados de acuerdo con el numeral 1º. Del art. 3º. Del decreto 4130 de 2011.

Para fijar los precios de los combustibles en Colombia, para las estaciones de servicio del país, existe la libertad vigilada y la libertad regulada, aplicables mediante las resoluciones 82438 de 1998, Resolución 181047 de 2011, Resolución 182338 modificada por la resolución 180112 de 2012, en armonía con el art. 47 del decreto 2153 de 1992, y la Ley 1480 de 2011- Estatuto de Protección al Consumidor en su art. 26

Para entender de mejor manera estos dos regímenes, explicaremos en que consiste cada una de ellas para su mejor comprensión.

El Régimen de libertad Vigilada, teóricamente en este sistema se aplica en aquellas zonas en donde se puede afirmar que existe un número adecuado de actores en el mercado que garanticen la libre competencia ante los distintos oferentes. Este régimen opera para la mayoría de ciudades capitales del país o para los municipios que hagan parte de un Área Metropolitana.

En este régimen, los precios de venta al público por galón son fijados libremente por cada distribuidor minorista, es decir que cada minorista puede determinar el precio de venta al público, ya que en la estructura para calcular el precio está contemplado el “Margen del Distribuidor Minorista” que son aquellos gastos en que incurre la estación de servicio para cubrir sus costos de operación, el retorno esperado sobre el capital invertido y otras variables determinantes desde el punto de vista de la oferta, lo que indica que los precios de venta al público pueden ser diferentes entre la estaciones de servicio. 

En cambio, para el régimen de libertad regulada, en este caso, los precios máximos de venta al público por galón de gasolina corriente motor y ACPM, son fijados por el Gobierno a través del margen máximo de comercialización permitido a los distribuidores y comercializadores de la cadena.

Este sistema busca la imposición de límites máximos al margen de los minoristas, esto en estaciones de servicio para evitar alzas excesivas en los precios del combustible en zonas donde no hay competencias y/o donde hay sobrecostos al transporte. 

En este sentido el Área Metropolitana Centro Occidente, en asocio con las autoridades competentes de cada municipio, iniciará los operativos de control y vigilancia, hacia las estaciones de servicio, de Pereira, Dosquebradas y la Virginia, con el fin de verificar el cumplimiento de dichas disposiciones, y en caso contrario se dará traslado a las autoridades competentes con el fin de iniciar las acciones administrativas sancionatorias si diere lugar a ello.

“El Área Metropolitana continúa con sus labores durante este periodo de aislamiento preventivo obligatorio para salvaguardar las necesidades de la comunidad, y atendiendo al llamado del Alcalde Carlos Maya, atendemos sus necesidades para garantizar un combustible de calidad”, dijo el director del AMCO, Nicolás Betancurth.