Continúan los operativos de control a las denominadas casas de lenocinio o más conocidos como prostíbulos.

Las autoridades administrativas y policiales realizaron este tipo de actividades durante el fin de semana, enfocadas en los establecimientos que se encuentran en la zona céntrica y en la avenida 30 de Agosto.

Durante los operativos se identificó un establecimiento que no cumple con las condiciones del uso de suelo registrado como actividad comercial, por ello se inició el proceso jurídico por medio de la inspección de Policía, para que proceda a hacer cese de la actividad comercial en dicho lugar. Ya este año se había efectuado el cierre de un prostíbulo.

Dentro de estas acciones, las autoridades revisaron la documentación de los locales, los certificados sanitarios expedidos por la Secretaría de Salud y si los precios de venta de productos son acordes a los establecidos legalmente.

Además se revisaron los antecedentes de los trabajadores y clientes, para así poder identificar e individualizar a las personas que tengan asuntos legales y jurídicos pendientes con la ley.

Hay que tener en cuenta que estas acciones están enmarcadas en el artículo 87 de la ley 1801 nuevo Código de Policía.

Los operativos recientes fueron efectuados por la Secretaría de Gobierno a través de la Oficina de Control y Vigilancia y la Casa del Consumidor, en compañía de la Secretaría de Salud, la Policía de Turismo y la Policía Metropolitana.

4,183 total views, 258 views today