Malentendidos virtuales, una constante

¿Qué persona no ha enviado un mensaje a la persona equivocada o dicho algo que se ha prestado a malos entendidos? Si de amores se trata, muchas veces no hay vuelta atrás.

En cuestiones sentimentales, nadie quiere cometer un error que pueda arruinar aquella relación que comienza a construirse. Tenga en cuenta que el otro lee de acuerdo a su estado de ánimo, no al suyo. La interpretación que hace quien lee tiene que ver con su propia historia, con sus vivencias, con su momento actual. El ruido en la comunicación es algo muy difícil de evitar y es su responsabilidad minimizarlo.

Estos son algunos consejos que debe tomar al usar sistemas de mensajería como chats, WhatsApp, grabaciones de voz, etc. cuando se está interactuando con ese hombre o mujer especial para usted.

* Evite la impulsividad: una cosa es ser espontáneo y otra, decir lo primero que se viene a la cabeza sin medir consecuencias. A veces las personas graban un audio para parecer gracioso sin pensar que puede estar ofendiendo. Piense antes de hablar, así en línea como en la vida offline.

* En los chats no hay tonos:  si lo que pretende es un mensaje elogioso, por ejemplo, puede tomarse de otra manera. Si tiene algo muy importante para decir, tome su teléfono y llame o invite a un café. Nada equipara a la voz humana cuando se trata de cuestiones trascendentes.

* Revise lo que va a enviar: el grueso de los malentendidos virtuales nace porque actuá apurada (o) y envíe mensajes sin darles una revisada previa. Puede prevenir los equívocos si hace una sola cosa a la vez. Concéntrese en lo que escribe o dices y verá que la comunicación fluye.

* Use selectivamente emojis: está demostrado científicamente que los mismos provocan una actividad cerebral similar a aquella que se produce al mirar un rostro. Al igual que cuando selecciona las palabras, elija sus caritas de acuerdo a lo que quiera transmitir. No abuse; un exceso puede aparecer como una conducta infantil.

Deja un comentario