El ingeniero Luis Eduardo Ortiz Jaramillo despacha desde hace varios días como Alcalde encargado de Dosquebradas, municipio envuelto en una grave crisis institucional y de gobernabilidad debido a los casos de corrupción que tienen tras las rejas al alcalde titular; un concejal, dos exsecretarios de despacho, un gerente de instituto descentralizado y varios funcionarios. Ortiz, quien se venía desempeñando como Secretario de Infraestructura de Risaralda, recibió de parte del Gobernador Sigifredo Salazar el difícil encargo de conducir a buen puerto a esta población en este último año del presente mandato. Con él hablamos sobre el presente y el futuro de Dosquebradas.
¿Por qué dejó la comodidad de la Secretaría de Infraestructura para montarse en esa vaca-loca de la Alcaldía de Dosquebradas?
No la abandoné… dejé el puesto pero no la abandoné en mi corazón. Dios me puso en este camino y es un reto enfrentarme a una situación que de alguna manera es un pánico general que se viene generando en Dosquebradas, pero no me siento inferior al reto asumido en la Alcaldía. Dejé la Secretaría de Infraestructura porque tengo un compromiso con Dosquebradas, soy dosquebradense -no de nacimiento, pero sí de crianza- mi parte educativa y laboral las he hecho aquí todo el tiempo, me duele Dosquebradas, quiero a Dosquebradas y la quiero sacar adelante.
¿En qué condiciones recibió el municipio?
Con falta de gobernabilidad en este momento dada la situación que viene afrontando el municipio por temas ajenos a él mismo, pero en términos generales pienso que bien. Hay unas metas del plan de desarrollo que si bien es cierto no alcanzarán su logro, se acercan mucho y nos ayudan a avanzar y a culminar con una meta que creo que es del 100 %. Obvio que no es fácil, pero la tengo en mi mente.
Usted ya se reunió con los concejales. ¿Qué mensaje les llevó?
Que Dosquebradas es un compromiso de todos y que ellos como coadministradores también deben aportar a generar confianza, tranquilidad y, sobre todo, a trabajar por Dosquebradas.
Y también lo hizo con el sector privado a través de la Cámara de Comercio…
Claro que sí. Hice un acercamiento, me invitaron a conocer de primera mano la situación que están viviendo los comerciantes e industriales y yo a exponerles la situación que vive el municipio ante la informalidad del comercio, la ocupación del espacio público, el tránsito de vehículos de carga pesada que están aportando al deterioro de las vías, entre otros factores.
A propósito: ¿del plan de movilidad -que de 32 obras se bajó a cinco- qué se ejecutará?
Al inicio de esta administración se hizo ese planteamiento, con una meta muy alta, pero es difícil en cualquier administración asumir esta inversión por lo elevado de la cuantía de las obras. Se dejaron cinco proyectos de los cuales hoy está adjudicado uno (la solución vial de la calle 50) y la semana entrante publicaremos los prepliegos de la segunda obra que es una de las más costosas, la conexión Molivento-Las Violetas para generar una mayor movilidad en el sector. Esta obra es de $ 10.600 millones y esperamos la participación de una pluralidad de oferentes.
¿Qué va a pasar con las otras tres obras de movilidad?
En las otras tres estamos trabajando y esperando el informe final de estudios y diseños. Tengo conocimiento que se está haciendo un acercamiento con unos propietarios que se verían afectados por uno de estos proyectos, la glorieta en el sector de La Pradera-Milán, y sé que estas negociaciones que adelanta el Instituto de Desarrollo Municipal van bien. Al llegar al cargo dí las instrucciones de que las cuatro obras se debían ejecutar.
¿Por qué habla de cuatro obras y no de cinco?
Porque hay una de ellas que unos privados la quieren hacer por compensación de las áreas de cesión. Se trata de un tramo de la Avenida del Río en donde ellos aportarían el terreno y ejecutarían el proyecto. Por ello esperamos que las cinco obras se inicien y culminen en este período, dado que debemos ser responsables y no cruzar 2019 con reservas y vigencias futuras.
La más reciente emergencia sorprendió a la Alcaldía con los calzones abajo, como dicen. ¿Qué ha pasado con las ayudas?
Este semana recibimos las ayudas humanitarias del Gobierno nacional y desde el jueves iniciamos las entregas las cuales continuaremos durante el fin de semana para llegar a todas las personas que lo necesitan. Nos llegaron alrededor de 4200 tejas de distinto calibre, frazadas, colchonetas, kits de aseo y mercados.
Esa situación evidenció además los atrasos en la contratación del personal. ¿Eso ya se superó?
Estamos avanzando. Ya casi está la totalidad del personal de la Diger para atender estas situaciones. Las ayudas humanitarias las estamos entregando con personal de las distintas secretarías, además del acompañamiento de la Defensa Civil, la Policía y el Ejército.
¿También se superó el cuello de botella en la recolección de los residuos sólidos?
Estamos tramitando un contrato para la recolección de residuos sólidos especiales y a la vez haciendo la recolección de los desechos que dejaron en las calles los damnificados de la granizada presentada en días pasados, con el apoyo de las Secretarías de Obras Públicas, Desarrollo Agropecuario y Gobierno, Serviciudad y la Gobernación.
Al respecto ¿Dosquebradas cuenta con el apoyo integral de la Gobernación de Risaralda?
Así es. Mi paso por la Secretaría de Infraestructura me dio la oportunidad de avanzar enormemente con inversión en el municipio, en el momento se están ejecutando la recuperación de la vía La Badea-cruce Avenida del Río, la continuación de la avenida Los Molinos desde Barro Blanco hasta puente Escondido, una obra en El Bohío vía al Campestre B donde se está construyendo un escenario polideportivo y en el Campestre D la construcción de un Bike Park en la entrada al antiguo colegio Fabio Vásquez. La inversión que logramos traer suma $ 25.000 millones.
Se dice que viene un remezón en su gabinete. ¿Es eso cierto?
Es posible que haya cambios. Como en toda administración los puede haber, estamos en un primer impacto y es que tenemos una carrera contra el reloj, dado que ahora el tiempo es nuestro peor enemigo. Así que quienes nos quieran acompañar en esa carrera contra el reloj vamos a estar hasta el final de la administración.
¿En esta carrera qué obras tiene previsto ejecutar?
Estamos organizando el decreto para incorporar los recursos del balance, en donde habrá partidas muy importantes para obras menores y de gran impacto. Esperamos avanzar en ese sentido porque tendremos ley de garantías y aunque los convenios son pocos hay obras que requieren de un tiempo largo para llevarlas a feliz término antes del 31 de diciembre. Vamos a recorrer todo el municipio para conocer de primera mano las necesidades más urgentes para ejecutar obras que impacten a la comunidad, no obras personales.
¿Cómo va a afrontar la problemática del habitante de calle?
Para esto estamos formulando algunos proyectos y dependiendo de la efectividad de ellos y de su valor, haremos intervención en cada uno de estos frentes que debemos atender y no perder de vista esta situación social que viene en aumento.
¿Para cuándo tiene previsto hacer la rendición de cuentas?
Será el jueves 21 de marzo en la cancha cubierta del barrio Guadalupe. Allí entregaremos un resumen de lo que fue la ejecución presupuestal del 2018, un informe general de lo que va de esta administración en el Plan de Desarrollo y llevarles un mensaje de tranquilidad y confianza a los dosquebradenses.

8,315 total views, 153 views today