Los problemas no se solucionan con más leyes y más reformas

A pesar de los avances evidentes en el campo social, los colombianos son pesimistas, no creen en la democracia y consideran la corrupción como un problema fundamental.

El exministro de Hacienda y expresidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverri Garzón, afirmó que Colombia se desenvuelve en medio de un acertijo difícil de descifrar: hay avances innegables en los indicadores sociales del país en materia de salud, educación, reducción de la pobreza y acceso a los servicios públicos, pero la mayoría de los ciudadanos piensa que las cosas están empeorando y está muy descontenta con la corrupción que consideran un problema fundamental.

Al intervenir en el Congreso Nacional de Asocajas, Echeverri Garzón reveló que uno de cada cinco colombianos afirma que es la corrupción el principal problema del país, lo cual se reflejó en las pasadas elecciones en donde la agenda anticorrupción fue la que predominó en el panorama político y triunfó en varias ciudades.

“La democracia funciona, pero los colombianos no estamos contentos con ella y, al contrario, la percepción de que las cosas están empeorando va en aumento, mientras cada vez son menos lo que creen que están mejorando”, explicó.

No bastan leyes

El exministro de Hacienda se apartó de quienes piensan que ésto se soluciona con más leyes y más reformas, al considerar que éstas no bastan y que la cultura reformista decae ante la ausencia de gestión efectiva y de liderazgo, por lo que planteó la necesidad de pasar de la gerencia reformista a la gestión continua, lo que significa que con los mismos recursos podemos ofrecer más cantidad y mejor calidad en los bienes públicos..

Apoyado en cifras, Echeverri Garzón demostró que los avances de Colombia en materia social son evidentes y espectaculares, al pasar de un gasto social que era del 1 % del Producto Interno Bruto, PIB, en los años cuando el país era cafetero, a un 14 % en los años 90 en donde se ha mantenido.

Con ello se ha obtenido logros como pasar en 25 años de un nivel del 23 % en pobreza multidimensional al 11% en las zonas urbanas y del 51 al 33 % en las rurales, la clase media creció de una a cada dos familias, en cobertura en salud a pesar de las críticas al sistema Colombia está en el ranking de los diez mejores países en el mundo con más de 500 millones de intervenciones en el año frente a un consolidado de 180.000 quejas contra el sistema.

Salud

En salud la cobertura del sistema subsidiado pasó del 20 al 46 % y del contributivo del 37 al 45%, la expectativa de vida es de 76 años, la mortalidad infantil bajó del 26 al 14 %, la cobertura universitaria pasó del 14 al 55 %, el acceso a la electrificación rural del 74 al 90 %, la tenencia de carro propio por familia pasó de 13 al 24 y de motos de 7 a 22, mientras que los homicidios han caído a menor de la mitad y los caídos en batalla bajaron de 771 a 197 por 100.000 habitantes.

Frente a este estado de cosas, el expresidente de Ecopetrol afirmó que hay avances e innegables en lo social y en el bienestar, pero que aún quedan muchas brechas sociales por cerrar en un país como el nuestro en donde hay malestar con la democracia y las instituciones lo que se refleja en la percepción y la realidad de la corrupción.

En tal sentido planteó la necesidad de gerenciar mejor los recursos, no solamente reformar sistemas, lo cual legitima a los tributos y al Estado y dijo que hay ejemplos notables de buena gerencia público-privada en Colombia, pero hay que derrotar la deshonestidad, al tiempo que ratificó que la estrategia legalista no es suficiente, dado que lo que se necesita es gerencia, es decir eficacia y gestión continua.

Deja un comentario