Un caso de intolerancia se registró en un barrio de Pereira, donde un hombre fue apuñalado por un vecino suyo.
La víctima fatal del hecho de sangre ocurrida en el barrio Galicia Medio de la capital risaraldense, fue identificada como Ricardo Urán Agudelo de 44 años de edad, quien recibió una puñalada en el pecho. El pago de una factura de la energía, sería el detonante de esta tragedia. Un vecino fue señalado por los testigos como el agresor.

 

Le reclamó
Según se pudo conocer, las viviendas comparten la electricidad y al parecer Ricardo debía pagar el recibo, pero no lo habría hecho por motivos que se desconocen.

Dicha situación habría alterado al vecino, quien en la mañana le hizo el reclamo a Urán. Durante el mediodía volvió a increparlo y aunque el ciudadano pretendía arreglar las cosas por las buenas y dialogar, el agresor estaba alterado y no escuchaba razones.

 

Fue testigo
A la 1:00 p.m. Ricardo salió de su casa, el vecino lo alcanzó y por la espalda lo llamó obligándolo a detenerse, pero ya no quería hablar con él, por su actitud agresiva.

Entre tanto Julisberth, esposa de la víctima, desde la puerta de su casa veía lo que pasaba, ella observó que el vecino volteó a Ricardo y le pegó un puño en el pecho, de inmediato se fue al piso y no se levantaba, mientras tanto familiares que acompañaban al victimario gritaban tratando de ayudarlo.

La mujer al ver que su esposo no se levantaba, corrió a su lado y descubrió que tenía una herida abierta y profunda en el pecho, supo así que no fue solo un golpe lo que recibió, sino una puñalada y con la ayuda de los vecinos lo llevaron al hospital San Joaquín, pero allí llegó muerto.

El presunto homicida huyó del sitio hacia Estación Villegas, cuando la patrulla llegó al lugar, los testigos señalaron hacia dónde escapó; el barrio se llenó de patrullas y comenzaron a buscarlo por todos los rincones, así fue que con los señalamientos de la comunidad lograron detenerlo cuando aún llevaba el arma blanca con pintas de sangre.

7,107 total views, 229 views today