Llegarán recursos para atención de emergencias por inverno

El recrudecimiento de las lluvias ha generado afectaciones en al menos 9 municipios de Risaralda, donde las principales afectaciones se viven en las vías que comunican dichas localidades, así como también las vías rurales de Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal, Mistrató y Pereira, donde se dio declaratoria de calamidad pública con el fin de obtener recursos del orden nacional para atender la emergencia con prontitud.

Las precipitaciones han afectado de manera significativa la malla vial del departamento pues los deslizamientos de tierra han generado taponamiento de vías, pérdida de banca y retraso en la movilidad de dichos sectores, varios han quedado incomunicados. Aunque la maquinaria de la Gobernación de Risaralda ha atendido los puntos críticos desde el primer momento, el clima ha dificultado las labores ya realizadas.

“Esperamos estar próximos a iniciar la temporada seca en la región y de esta manera recuperar la malla vial del departamento en la cual hemos venido trabajando desde principio de año con 94 intervenciones con la maquinaria, sin embargo en esta última semana se han presentado alrededor de 111 derrumbes por lo que se ha dificultado el trabajo del personal, agregándole las condiciones climáticas”, expresó Sigifredo Salazar Osorio, gobernador de Risaralda.

Debido a todas estas eventualidades ayer se llevó a cabo en la ciudad de Pereira el Consejo Regional de Gestión del Riesgo, en el cual participó el director nacional de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y Desastres, Eduardo José González, quien dio a conocer los compromisos con el departamento destinando cerca de $15.000 millones para llevar a cabo las obras necesarias de mitigación.

Igualmente se dispuso de $400 millones para la atención primaria de las calamidades, como el pago de subsidios de arrendamiento y mercados que serán entregados a las personas que han resultado damnificadas.

“Creo que con esto damos respuesta de manera inmediata. Los recursos están disponibles para ser utilizados y esperamos hacerlo con agilidad por la declaratoria de calamidad y empezar las obras cuando se tengan los diseños definitivos”, agregó el director.

Santa Rosa

En el municipio la afectación más grave se vive en el sector conocido como El Planchón, en donde la creciente del río Campoalegre se llevó por completo parte de la vía dejando incomunicadas cuatro veredas y 200 personas.

En este punto se realiza un trabajo por parte de Gobernación de Risaralda, la Alcaldía de Santa Rosa de Cabal, el Ejército y la comunidad del sector adelantando obras de construcción de la vía con la maquina de oruga que opera al interior del río, así como también se llevará a cabo la construcción de gaviones y descontaminación del afluente en coordinación con la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder.

Dosquebradas

El panorama no mejora para el Municipio Industrial en donde las crecientes que se presentaron en días pasados causaron varias inundaciones en seis barrios de la localidad, afectando gravemente el hospital Santa Mónica, en donde se tuvieron que suspender algunos servicios mientras se llevaban a cabo las labores de limpieza de los equipos y las áreas de atención.

Así mismo los deslizamientos dejaron incomunicadas a cinco veredas, igualmente en la zona urbana un derrumbe registrado en el sector de La Mariana, causó la muerte de una persona.

Recursos

Se estima que para atender estas calamidades se requieren recursos económicos por el orden de $250.000 millones para ejecutar un plan de acción de mitigación del riesgo de desastres que necesita el municipio, para lo cual por parte de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo se destinaron $100 millones con el fin de atender las primeras acciones.

Marsella

Las lluvias de los últimos días han provocado derrumbes, caída de árboles y desprendimiento de calzadas en las vías rurales, así mismo se han presentado agrietamientos, sedimento y pérdida parcial de la banca en tres tramos sobre la vía a Pereira y en la de acceso al corregimiento Alto Cauca.
Hasta el momento han debido ser evacuadas tres familias de sus viviendas por la situación de riesgo en que se encuentran tras los continuos desprendimientos de laderas.

Actualmente la situación más neurálgica se presenta en Veredas Unidas donde las carreteras que comunican con Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa, están colapsadas dificultando a los campesinos allí residentes la salida de sus productos.

En las veredas Miracampo, San Andrés, Sinaí, sector El Arenillo, vereda La Argentina y sector El Chaquiro de Dosquebradas, se han presentado deslizamientos conformando sitios de alto riesgo, para lo cual han sido ejecutados trabajos para habilitar un solo carril con paso restringido a vehículos pesados.
Así mismo, otros tramos que amenazan riesgo se ubican en el sector de Ventiaderos, vereda La Ceja y parte media de La Escalera sobre la vía a Pereira y en el sector Los Potreros de la vereda La Ondina hacia el corregimiento Alto Cauca.

Las emergencias son atendidas por la Empresa de Servicios Públicos de Marsella (Empumar), la Cárder, Secretaría de Infraestructura y Gestión del Riesgo del departamento.