No porque sea menos p?blica y visible para el pereirano del com?n, deja de ser menos dram?tica y grave la huelga de hambre que adelantaron la mayor?a de los internos de la c?rcel ?La 40? de Pereira. Gracias a la intervenci?n de entidades como la Defensor?a del Pueblo y Personer?a Municipal, el movimiento de protesta se levant? y dej? a la vista los delicados problemas que tiene la instituci?n carcelaria.

 

Por supuesto, esta no es la primera vez que se presenta un hecho de esta naturaleza. Ya en el pasado las personas all? recluidas han pedido la intervenci?n de las autoridades carcelarias y del Gobierno nacional para que le sean solucionados problemas como el de la dif?cil atenci?n m?dica o el de los cobros exagerados por algunos servicios; pero a pesar de los reiterados compromisos, estos no se han cumplido y las dificultades permanecen y se mantendr?n mientras el problema no sea atendido desde la ra?z.

Advertisements

 

Claro, el Gobierno puede que revise los procedimientos para que, por ejemplo en el caso de la salud, las citas y la atenci?n m?dica lleguen a tiempo a los internos, e inclusive que se les suministre oportunamente los medicamentos, o en el del costo de algunos servicios como las llamadas telef?nicas; pero esto no pasar? de durar unos pocos d?as, porque el problema de fondo no radica all?, sino en la sobrepoblaci?n de la c?rcel y la imposibilidad de atender la demanda de la cantidad de internos recluidos en ?La 40?.

 

Un establecimiento que tiene una capacidad m?xima para 640 personas no puede recibir humanamente bien 1500 personas. Y mucho menos prestar medianamente bien unos servicios que fueron contratados para 640, mientras la poblaci?n real es de m?s del doble, como est? ocurriendo ahora en el caso espec?fico de la salud.

 

Si lo que el Inpec tiene contratado con algunas empresas fiduciarias es darle cobertura en salud a 650 detenidos, m?s de la mitad de la poblaci?n carcelaria se est? quedando sin atenci?n m?dica, y el problema que tuvo a la inmensa mayor?a de los internos en huelga de hambre jam?s se podr? solucionar definitivamente.

 

Los problemas, pues, de nuestro penal no se arreglar?n de verdad mientras persista la causa principal que es el hacinamiento en este lugar, soluci?n que, por lo menos por lo que se conoce con la nueva c?rcel regional, no parece estar en camino ni en el corto ni en el mediano plazo. Y por tanto no parece que el movimiento de protesta que se sigue al interior de La 40, se pueda solucionar f?cilmente.

2,471 total views, 12 views today

Compartir

 

Deja Un Comentario