La Policía Nacional

Se cumplen hoy 128 años desde que las necesidades de orden social, las exigencias de la recién aprobada y hoy demolida Constitución del 86, y el país se estabilizara después de la conmoción interior, hicieran una necesidad apremiante la creación de la Policía Nacional.

Con anterioridad los cabildos municipales destinaban pequeñas sumas para el sostenimiento de los alguaciles y los alcaldes apelaban a los hombres de buena voluntad para que prestaran un servicio sin remuneración, simplemente por el honor de servir.

Pragmático, el General Reyes, después de que el país había experimentado la organización dejada por el experto francés Juan María Marcelino Gilibert, contratado por el gobierno anterior para la tecnificación de la Fuerza Pública, transformó aquella organización dispersa en gendarmería nacional.

A partir de 1936, se dio un vuelco a la organización jurídica que la regía y se crearon tres grandes ramas: una para la vigilancia, otra para la especialidad judicial y la otra, para los cuerpos de inteligencia que ya empezaban a buscar arraigo científico en algunos organismos como los auxiliares de la justicia.

Fue entonces, cuando la Policía se definió como una institución de régimen y disciplina especial, para el mantenimiento del orden público y la eliminación de las circunstancias de perturbación de la seguridad, tranquilidad, salubridad y moralidad públicas.

En 1940 se creó la Escuela de Cadetes General Santander con el propósito de formar, capacitar y especializar a los oficiales. Y un tiempo después, la Policía fue incorporada al Ministerio de Defensa y desde entonces actúa siempre en concordancia con las jerarquías de las Fuerzas Armadas.

Recientemente la institución fue sometida a una severa reestructuración. El Congreso aprobó una ley que le devolvió sus principios fundamentales y la razón para la cual fue creada, y la obligó a acomodarse en un concepto mucho más moderno de lo que tiene que ser la Policía y sus compromisos con la sociedad.

Hacemos, pues, hoy, el recuento histórico de la Policía cuando celebra el día de su jubileo, como un homenaje a la Institución, y hacemos llegar a todos sus miembros nuestras voces de gratitud y admiración por la tarea abnegada y muchas veces incomprendida, que realizan desde el amanecer de cada día en procura de darle seguridad y tranquilidad a todos los colombianos.

2 comentarios en “La Policía Nacional”

  1. Felicitaciones a todos nuestros Policías que con entrega y dedicación hacen de nuestra ciudad y del país un mejor vivir, nadie sabe e imagina por lo que pasan ellos y sus familias, solo vemos lo malo que muestran las redes sociales, pero cuando vemos el comportamiento de los ciudadanos nos damos damos cuenta de lo valiosos que son los policías para mantener el orden y la seguridad, Dios los bendiga y siempre los guarde… DIOS Y PATRIA

  2. Felicitaciones a todos nuestros Policías que con entrega y dedicación hacen de nuestra ciudad y del país un mejor vivir, nadie sabe e imagina por lo que pasan ellos y sus familias, solo vemos lo malo que muestran las redes sociales, pero cuando vemos el comportamiento de los ciudadanos nos damos damos cuenta de lo valiosos que son los policías para mantener el orden y la seguridad, Dios los bendiga y siempre los guarde… DIOS Y PATRIA

Los comentarios están cerrados.