El alcalde Juan Pablo Gallo anunció durante una reciente reunión con el Comité Intergremial de Risaralda, la decisión de su administración de iniciar el proceso de elaboración de los diseños para la construcción de una intersección vial en la avenida 30 de Agosto, en el sector de Nacederos, que facilite el ingreso al Aeropuerto Matecaña.

 

La obra, cuyos diseños finales estarán sometidos a un concurso de méritos que ya tiene abierta la convocatoria, incluyen todo el diseño geométrico de un puente que dé acceso vehicular al aeropuerto viniendo del occidente de la ciudad y de un deprimido de la calzada sur de la 30 de Agosto.

 

Si hay algún problema, desde el punto de vista vial que ha tenido pendiente la ciudad de resolver, es el ingreso al aeropuerto. Si bien la entrada viniendo del centro está funcionando con las recientes obras que se han realizado, relativamente bien, no ocurre lo mismo para quienes vienen del suroccidente de Pereira. Estas personas tienen que ir hasta la glorieta de Saludcoop para luego regresar por la 30 de Agosto, o hasta Maraya para buscar la oreja de la 50 y retornar nuevamente por la avenida, para ingresar al terminal aéreo por Nacederos.

 

Varías administraciones intentaron sin éxito darle alguna solución a lo que es un problema grave de movilidad que tiene la ciudad. Tal vez el último intento lo hizo el alcalde Londoño construyendo un absurdo cruce adelante del colegio Aquilino Bedoya, que hubo que cerrar inmediatamente por el caos que generó sobre la 30 de Agosto.

 

Por Matecaña entran y salen no solo todos los pasajeros que llegan a Pereira en plan de negocios, o de turismo, o de vacaciones, sino buena parte de los que vienen a la región. Las limitaciones que tienen los aeropuertos de Manizales y Armenia obligan a muchos viajeros a venir a la ciudad y de aquí viajar por tierra a los departamentos vecinos, lo que lo convierte en la puerta de entrada y salida de toda la región, y hace más evidente la necesidad de un ingreso al aeropuerto mucho más funcional y agradable.

 

Adicionalmente la actual vía de ingreso al aeropuerto es también la única que da acceso a una serie de barrios y asentamientos de vivienda localizados en la parte norte del terminal aéreo, lo que se traduce en un mayor número de vehículos que viniendo de diferentes partes de la ciudad utilizan la actual vía de ingreso al aeropuerto.

 

Celebramos, pues, que la actual administración haya decidido ocuparse de una evidente necesidad de la ciudad.

 

Además, con la construcción de la nueva terminal de pasajeros, Matecaña merece un entorno más agradable y un ingreso y una salida mucho más funcionales y prácticas para los que llegan y para los que salen de la ciudad y, de paso, más cómodas para los que viven en los sectores aledaños al aeropuerto y deben salir y regresar todos los días.

41,362 total views, 3,325 views today