Durante el mes de febrero de 2019, el índice de precios al consumidor (IPC) en Pereira fue del 0,41 %, según lo informó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) en su informe de inflación del segundo mes del año. Dicho registro fue menor al dato del total país que fue de 0,57 %.

Por variables educación con 4,69 %; bebidas alcohólicas y tabaco con 1,61 %; y muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar con 0,59 %, generaron la mayor presión en el comportamiento de precios en Pereira. Caso contrario sucedió con recreación y cultura (-1,34 %); salud (-0,50 %); e información y comunicación (-0,23 %),fueron los componentes con menor presión inflacionaria.

Con relación al acumulado bimestral (enero – febrero) de 2019, la capital risaraldense cerró con un IPC del 0,98 % y al igual que ocurrió con el dato de febrero en particular, se ubicó por debajo del dato nacional que fue de 1,18 %. Por divisiones de bienes y servicios, educación con 4,69 %; bebidas alcohólicas y tabaco con 2,39 %; y bienes y servicios diversos con 1,42 % reportaron las mayores variaciones en sus precios. En contraste, salud (-1,37 %); recreación y cultura (-0,46 %); y prendas de vestir y calzado (0 %), registraron las menores variaciones.

 

En Colombia
En el mes de febrero de 2019 cuatro divisiones se ubicaron por encima del promedio nacional (0,57%): educación (4,48 %), bebidas alcohólicas y tabaco (1,05 %), transporte (0,78 %) y por último restaurantes y hoteles (0,75 %).

Por debajo se ubicaron bienes y servicios diversos (0,57 %), recreación y cultura (0,53 %), muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar (0,39 %), alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (0,27 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,23 %), prendas de vestir y calzado (0,08 %), salud (-0,02 %) y por último, información y comunicación (-0,12 %).
Mientras que en lo corrido a febrero de 2019, seis divisiones de bienes y servicios se ubican por encima del promedio nacional (1,18 %): educación (4,48 %), restaurantes y hoteles (1,91 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (1,62 %), bebidas alcohólicas y tabaco (1,54 %), bienes y servicios diversos (1,3 5%) y por último información y comunicación (1,32 %).

El resto de divisiones se ubicaron por debajo del promedio: transporte (1,15 %), recreación y cultura (1 %), muebles, artículos para el hogar y para la conservación ordinaria del hogar (0,86 %), alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles (0,53 %), salud (0,35 %) y prendas de vestir y calzado (-0,08 %).

 

Impactos
Fabián García, economista del BBVA Research, explicó que, con este resultado la inflación en términos anuales, registró un crecimiento de 3,01 %, el registro más bajo desde agosto de 2014.La sorpresa a la baja se explica en buena parte por la baja de inflación de alimentos que se ubicó en 0,42 %. El fenómeno de El Niño, que debería estar impulsando al alza el precio de los productos perecederos, no se está sintiendo, y en febrero, por el contrario, el costo de estos productos registró una reducción del 0,14 %.

Por su parte, la inflación sin alimentos de 0,62 % continuó su desaceleración pasando de crecer 3,46 % en enero a crecer 3,15 % en febrero. “Este menor crecimiento se explica por una desaceleración generalizada en los grandes grupos de gastos: la inflación de los productos transables creció en febrero; la cesta no transable (principalmente arriendos) también se desaceleró a un crecimiento de 3,37 % y los regulados, que se mantuvieron creciendo por encima del 6 % a lo largo de todo 2018, en febrero crecieron a un ritmo de 5,70 %”, comentó.

1,045 total views, 9 views today