Este aumento inusitado de esta enfermedad, en los dos municipios más poblados del departamento, tiene en alerta a las autoridades de salud, por lo que se puso en marcha un plan de choque, para evitar más contagios de esta patología que sí bien rara vez es mortal, sí causa síntomas molestos para la salud humana.

La totalidad de los casos se han presentado en Pereira y Dosquebradas. En la capital risaraldense se han reportado 24 casos, de los cuales 18 han sido confirmados, 2 en proceso de conformación y 4 han sido descartados. Mientras que en el Municipio Industrial se han reportado 52 casos, de los cuales 15 han sido confirmados, 18 están pendientes y 19 fueron descartados.

Aunque la hepatitis A rara vez es mortal, produce síntomas como dolor abdominal, orina de color oscuro, fatiga, vomito, dolor articular, fiebre, entre otras.

Hasta el momento esta enfermedad no ha afectado a menores de 5 años de edad, ni a los adultos mayores, el foco de la hepatitis A en el departamento ha perjudicado a las personas entre los 14 y los 38 años de edad.

Todavía no se ha identificado cuál es la fuente del brote de esta enfermedad en el departamento, teniendo en cuenta que el virus de la hepatitis A se transmite por heces fecales de personas contagiadas, al tener contacto con el agua, con los alimentos o persona a persona.
En Pereira los casos de hepatitis están esparcidos por la zona céntrica, la Ciudadela Cuba y la comuna Villa Santana.

La Secretaría de Salud departamental envió la circular 06 del 2019 dirigida a los gerentes de EPS, IPS, coordinadores de Urgencias, profesionales de Sivigila, directores locales y secretarios de Salud de los municipios, para intensificar las actividades de vigilancia y control de la hepatitis A.

 

Acciones contra la hepatitis A
Dentro del plan de choque que activaron las autoridades de salud a nivel departamental y municipal, se destaca la restricción a bañistas en las partes altas de las bocatomas de los acueductos. También mayor control a los vertimientos de aguas residuales domésticas.

A pesar del aumento inusitado de la hepatitis A, las autoridades determinaron que esto no amerita suspender el consumo de agua suministrada por los acueductos.

Además se hace un llamado a los ciudadanos para el lavado de los alimentos antes de consumirlos, así como el lavado de manos constante, igualmente mantener un aseo personas y de la vivienda diariamente.

Olga Lucía Hoyos, secretaria de Salud de Risaralda, destacó la articulación con las secretarías de Salud de Pereira y Dosquebradas y afirmó que se hará un trabajo fuerte en la mesa del tema de agua.

También hay un llamado para revisar muy bien los alimentos que se consumen en el espacio público, porque sí bien muchos de los manipuladores de alimentos han sido capacitados en temas de salubridad, hay muchos que no cumplen con las normas.

Diana Castañeda, secretaria de Salud de Pereira, señaló que se hará un trabajo articulado con la Dirección de Gestión del Riesgo (Diger) y con la Secretaría de Gobierno municipal.

 

Destacado I 

Aunque la hepatitis A se puede transmitir por el consumo de agua, en Pereira se puede consumir agua directamente de la llave sin ningún problema, ya que está no sería una de las causas de contagió en la capital risaraldense.

 

Destacado II

Hasta el momento no se ha registrado casos de hepatitis A en población venezolana asentada en Risaralda, ni en la población carcelaria.

30,295 total views, 19 views today