Coloridas, juguetonas y delicadas vuelan en las inexploradas selvas de la Orinoqu?a, las cumbres de la Sierra Nevada de Santa Marta, el lluvioso Choc? y las verdes monta?as andinas unas 3300 especies que hacen de Colombia un pa?s de mariposas.

Due?as de una belleza indescriptible reunida en el libro ?Colombia, pa?s de mariposas?, que Villegas Editores present? en la Feria Internacional del Libro de Bogot?, estos insectos son considerados por los expertos un ??xito de la evoluci?n? luego de completar 250 millones de a?os en la Tierra.

Incluso hay quienes creen que si llegara a desaparecer la humanidad las mariposas seguir?an existiendo como prueba de su alto grado de sofisticaci?n, a pesar de su enga?osa fragilidad.

Por fortuna, la heterogeneidad de sus paisajes hacen que Colombia sea la casa ideal de estos, que son uno de los insectos m?s evolucionados del planeta.

?El mosaico de regiones que posee Colombia hace que tenga una amplia diversidad de plantas y con ello muchas mariposas?, explic? el bi?logo Indiana Crist?bal R?os-M?laver.

 

Identificadas

La cifra identificada alcanza actualmente las 3300 especies y se espera que -gracias a la firma del acuerdo de paz con las Farc- se pueda superar pronto las 4000 que tiene Per? al hacer investigaciones en apartados lugares a los que los conocedores a?n no han llegado y de ese modo ser el pa?s con m?s lepid?pteros del mundo.

Encontrarlas es cuesti?n de paciencia. As? lo entendi? R?os-M?laver, pupilo del naturalista Jes?s Hern?n V?lez, con quien escribi? el libro ?Colombia, pa?s de mariposas?.

Durante cinco a?os visitaron religiosamente el campo para buscarlas, clasificarlas y fotografiarlas.

Para ese momento ya estaban enamorados de los espectaculares patrones de color que exhiben en sus alas.

Esos tonos iridiscentes y su multiplicidad de formas ?llaman poderosamente la atenci?n porque hacen parte de la est?tica del paisaje hasta el punto de que sus procesos de metamorfosis han inspirado al hombre a trav?s de la historia?, coment? R?os-M?laver.

 

El ba?l

De la pasi?n que desatan da fe el hallazgo en 2006 en Berl?n de un ba?l propiedad del explorador alem?n Arnold Schultze, quien visit? estas tierras entre 1920 y 1928 y cuya obra recuerdan en el libro los autores.

Antes de zarpar del puerto brasile?o de Bel?m do Par? en el nav?o ?Inn?, que fue hundido en 1939 al sur de las Islas Canarias por el buque brit?nico ?Neptuno?, dos d?as despu?s del inicio de la Segunda Guerra Mundial, el naturalista envi? su ba?l cargado con 46 cajas de cigarros de la ?poca que conten?an 18.000 ejemplares de mariposas y polillas colombianas cuidadosamente guardadas.

Por descubrir

Adem?s, al visitar los denominados ?puntos calientes? de la biodiversidad colombiana en el piedemonte andino-amaz?nico, la cordillera oriental, el departamento del Putumayo, las selvas bajas del Choc? y la regi?n Andina, entendieron que todav?a hay mucho por descubrir en cuanto a riqueza natural se refiere.

?Tuvimos el privilegio de apreciar especies del g?nero ?Prepona?, que son raras de ver?, y se caracterizan por tener un intenso color azul, dijo el bi?logo.

Tambi?n rese?aron los ciclos de vida, que var?an de d?as a semanas dependiendo de cada especie, y cuya transformaci?n incluye huevo, oruga, cris?lida y adulto.

Pero tanta belleza est? en peligro por el avance de los centros urbanos y el cambio de bosques por potreros para la cr?a de ganado.

Por ello, la labor de Jes?s Hern?n V?lez e Indiana Crist?bal R?os-M?laver consisti? en darle valor a las mariposas y reconocimiento a la documentaci?n que inici? en el siglo XVII el espa?ol Jos? Celestino Mutis con la Real Expedici?n Bot?nica y que quiso emular Schultze.

De este modo, los autores est?n convencidos de que las nuevas generaciones de investigadores har?n un aporte ?extraordinario? a los estudios poblacionales de la especie para que as? los colombianos y el mundo puedan seguir fascinados con los peque?os detalles del aletear de sus mariposas. (EFE)

 

H?bitat saludable

En su libro V?lez y R?os-M?laver, ayudados por varios colaboradores nacionales y extranjeros, dejaron claro que la presencia de las mariposas son un indicador de la salud de los h?bitats al jugar un papel fundamental en la polinizaci?n y ser alimento de otros animales.

5,017 total views, 6 views today

Compartir

 

Deja Un Comentario