La alimentación en las primeras etapas de vida

Si está pensando llevar a casa un animal recién nacido, considere que las necesidades nutricionales son muy diferentes de acuerdo con la edad de la mascota.

 

* Cachorros: el estómago de un cachorro es más pequeño que el de un perro adulto, por lo que puede requerir comidas más frecuentes y pequeñas durante el día. Una vez que su mascota alcanza el 80% de su crecimiento proyectado, es seguro cambiar de alimento para cachorros a uno para adultos.

Cuando elija la comida, busque la etapa de vida apropiada en el empaque del producto. Los alimentos para mascotas completos, balanceados y formulados para la etapa de vida “Puppy” están diseñados específicamente para cachorros.

Las necesidades energéticas de un cachorro son el doble que las de un perro adulto de la misma raza. Debe ajustar la ración de comida cada 8 a 30 días, ya que los cachorros al aumentar de peso requieren más cantidad de comida, por lo tanto, es necesario medir su peso constantemente.

 

* Gatitos: los gatitos necesitan leche de la mamá en las primeras semanas, sin ningún alimento adicional. A partir de la cuarta semana se pueden empezar a acostumbrar a comida, pero esta debe estar remojada y revuelta hasta que quede con una textura muy blanda.

Estos animales nacen sin dientes y con un sistema digestivo poco desarrollado, el cual se irá fortaleciendo y desarrollando con el paso de los días.

Los gatos pequeños necesitan mucha energía, por lo que a pesar de que al principio su estómago no es mucho más grande que el del tamaño de la uña de un pulgar humano, deben comer poco pero frecuentemente.

 

La energía y vitalidad en los cachorros se logra a través de grasas, proteínas y una cantidad alta de calcio que les brinda una mejor formación de su esqueleto