18.4 C
Pereira
miércoles, junio 29, 2022

Estaba tomando y desprevenido

Es tendencia

- Advertisement -

De las cuatro heridas de bala que sufrió John James Alzate Gutiérrez, tres fueron mortales. El joven de 30 años no tenía escapatoria, aunque tanto su esposa, quien lo acompañaba, como la policía, hicieron todo lo posible para salvarle la vida. El atentado sicarial ocurrió en la carrera 2c con calle 9a, en pleno día…

Contenido exclusivo para suscriptores

No te quedes sin la información completa Suscríbete desde $18.000

SUSCRíBETE

 
Artículo anteriorChoque con una camioneta fue mortal
Artículo siguienteLa violencia eterna

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -