UPPV, la cárcel que no debe ser

La Unidad Permanente de Protección a la Vida-UPPV, tiene como propósito ser el lugar temporal de las personas capturadas en flagrancia, durante la etapa inicial de su proceso judicial, pero con el paso del tiempo y ante la falta de centros carcelarios se ha convertido en el lugar donde las personas permanecen detenidas hasta más de dos años.

En la UPPV de Pereira las condiciones de riesgo y vulnerabilidad son latentes, se ha presentado deterioro de las instalaciones por el gran hacinamiento, alteraciones de orden, y hasta fugas.

Según los investigadores del Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana, OSCC, los procesos tardíos de la justicia han convertido a la UPPV en la segunda cárcel de Pereira.

El estduio reveló que la función de custodia dentro de la UPPV debería ser ejercida por agentes del Instituto Nacional Penitenciario-Inpec, pero en realidad la labor es realizada por miembros de la Policía Nacional, y en promedio hay un policía custodio por cada 100 reclusos.

Características

El 4,7 % de los reclusos afirmó hacer parte de la comunidad LGBTI, el 95,3 % restante declaró ser heterosexual, estos últimos, ante la pregunta si se considera heterosexual, respondió que es hombre o que le gustan las mujeres, lo que deja en evidencia la necesidad de la educación en temas relacionados a las definiciones sexuales.

De las personas recluidas, el 42,2 % tiene entre 2 y 3 personas a cargo.

Los habitantes de calle recluidos en las instalaciones de la UPPV manifestaron que para sobrevivir allí, limpian celdas y patios, lavan ropa y cuidan a otros detenidos.
Luego de conocer esta distribución, se puede inferir que las personas en condición de pobreza no solo no acceden a educación, sino que además son los más vulnerables y expuestos a organizaciones delictivas; factores como la falta de oportunidades y los altos índices de pobreza potencializan las prácticas criminales.

Nivel de estudio

Cerca del 90 % de los detenidos en la UPPV no ha terminado la primaria o secundaria, el 2,7 % realizó estudios técnicos y el 6,7% cursó estudio tecnólogo o profesional.

Historial delictivo

Para el mes de septiembre la UPPV tenía recluidas en sus instalaciones a 225 personas, de las cuales el 67,1 % era la primera vez que se encontraba detenida.
El 32,9 % restante de internos, ya habían estado privados de la libertad o inmersos en procesos de resocialización, algunos de ellos siendo menores de edad.

Delitos

El 43,6 % de los aprehendidos en la UPPV fueron detenidos por investigación, el 31,5 % capturados en flagrancia, el 18,1 % por denuncia y el 6,7 % por entrega voluntaria. La información aquí expuesta fue tomada de la investigación realizada por el Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana-OSCC.

Edades

Según la investigación realizada por el OSCC, el 80 % de la población privada de la libertad en la UPPV, se encuentra entre los 18 y los 39 años, por lo que se puede inferir que desde temprana edad los jóvenes son expuestos a situaciones vulnerables que los involucran en escenarios delictivos.

El grupo etario en la UPPV está conformado de la siguiente manera:

  • 18,1 % corresponde a jóvenes entre los 18 y 22 años.
  • 34,9 % conformado por personas entre los 23 y 29 años.
  • 25,5 % corresponde a individuos entre los 30 y 39 años.
  • 14,1 % son personas entre los 40 y 49 años.
  • Y el 7,4 % está entre los 50 y 69 años.

El estudio reveló que las personas allí recluidas no tuvieron una niñez feliz, pues el 85 % de los detenidos manifestó haber sido víctima de abusos, violencia, abandonos, trabajo infantil, entre otros.