Murió en la Plaza de Bolívar

Fueron años de andar las calles de Pereira, siempre en una esquina, en un parque, hasta que el lunes en la noche, acostado en la Plaza de Bolívar, no volvió a despertar. Se trata de Jhon Jairo Gutiérrez Ospina, un hombre de 53 años quien era habitante de calle y hacía parte del “paisaje pereirano”.

Al parecer, una penosa enfermedad se lo llevó, estuvo internado en el hospital San Jorge, dicen que el lunes le dieron salida pero su cuerpo no pudo más con la vida que llevaba de drogas y alcohol y la muerte se precipitó.

Su padre, José Gutiérrez Marín, le dijo a El Diario que toda la vida luchó con Jhon Jairo, al igual que su madre, pero las malas amistades lo llevaron a coger vicios que no fue capaz de dejar, estuvo en centros de rehabilitación de donde se volaba; su padre, cada vez que lo veía en la calle, lo llevaba a la casa, lo organizaba, pero no duraba más de 8 días y volvía a la calle.

“Él hablaba bonito, decente, no decía malas palabras, pero el alcohol y la droga me lo dañaron”, dijo  con enorme tristeza el papá.