Moteros pereiranos perdieron la vida en Bolivia

“A rodar juntos en el cielo”, “murieron haciendo lo que más les gustaba”, “moteros del mundo están de luto”, son algunos de los mensajes que recibieron en sus redes sociales  Sandra Milena Moncada Arcila de 48 años y José Jesús Granada de 54, por parte de sus amigos, después de darse cuenta de lo sucedido en Bolivia.

El accidente donde esta pareja perdió la vida ocurrió a las 6:30 de la tarde del miércoles en la carretera internacional Patacamaya-Tambo Quemado, a 32 km aproximadamente del cruce Cuarahuara de Carangas, vía que los llevaría a Chile.

Pero la pareja no viajaba sola, en otra motocicleta iba su amigo Edwin que salió desde Colombia con ellos y quien al ver por el espejo que sus compañeros de viaje no lo seguían, se devolvió y se encontró con el terrible accidente.

Las autoridades de Bolivia manejan la hipótesis de que José perdió el control de la moto por causa del mal tiempo, pues en ese momento estaba cayendo una granizada; la pareja se dio de frente contra un tractocamión que venía de Chile e iba para La Paz, a su vez ese camión se dio con otro vehículo pesado.

José y Sandra fallecieron de inmediato y Edwin tuvo la triste tarea de avisarle a su familia motera en Pereira, pues las víctimas formaban parte del Club Discover.

Felices

José y Sandra conformaban una familia feliz dedicada a vivir la vida, tenían dos hijas mayores a quienes les habían dado todo, tanto que una de ellas se graduó el año pasado de la universidad; el 2020 era el año para seguir rodando juntos por el mundo como les gustaba. Desde el 3 de enero emprendieron una aventura, salieron de Colombia en su moto y pensaban llegar hasta Ushuaia, Argentina.

El día del accidente estaban muy cerca de Chile, habían recorrido poco más de medio camino y por las redes sociales José pedía a la gente que les diera ánimo para seguir con el viaje, contaban cada experiencia vivida por medio de fotos y videos y estaban cumpliendo su sueño de recorrer el mundo rodando.

José era comerciante y Sandra era ama de casa, aunque no se quedaba quieta, pues arreglaba uñas y era estilista en su vivienda.

Algunos familiares se dieron cuenta cuando en la mañana de ayer varias emisoras dieron a conocer la muerte de la pareja, sus hijas quienes se encontraban en el extranjero llegaron ayer en la tarde a Pereira y sus amigos y familiares están haciendo todo lo posible para la repatriación de los cuerpos.