Lo mataron delante de su esposa

La noticia sobre este crimen invadió las redes sociales y los medios de información digitales, que hablaban de un hecho de intolerancia derivado de un accidente de tránsito, pues previo al homicidio hubo un choque; sin embargo, según las autoridades, no habría sido un hecho de intolerancia, sino un crimen premeditado.

El hecho de sangre ocurrió a las 10:50 p.m. en la calle 17 con carrera 19, la mujer identificada como Janeth González, de 31 años, esposa del hoy occiso, se movilizaba en un automóvil Kia Picanto en compañía de una amiga y una camioneta color vinotinto le habría pegado por detrás. Aunque el daño no fue grande, el conductor de la camioneta se bajó para llegar a una conciliación, según le dijo la mujer a la policía, le habló de la mejor manera y en buenos términos. Sin embargo, la mujer llamó a Álvaro, su compañero sentimental, para que llegara al sitio y le colaborará en la conciliaron. En efecto, el hombre llegó en un carro Spark Gt color blanco.

Todo quedó grabado

En cámaras de seguridad de la Terminal quedó grabado el homicida, en los videos se ve que pasados unos minutos, cuando estaban conciliando el choque, un vehículo color blanco apareció por el lado de los taxis de la Terminal de Transportes y paró al lado del mural, de éste se bajó un sujeto, cruzó la calle, y llegó hasta donde estaban Álvaro, su esposa y el conductor de la camioneta y, sin mediar palabra, le disparó al primero en la cabeza y al verlo en el suelo le dio dos tiros más. Tras cometer el crimen, el sujeto huyó a pie por el lado de la locomotora con dirección hacía la vía Armenia donde presuntamente lo recogió su cómplice en el mismo carro en que llegó.

¿Huyó asustado?

El conductor de la camioneta involucrado en el choque se subió a su carro y huyó, se cree que resultó herido por una bala perdida; las autoridades empezaron a buscarlo, pues fue testigo de los hechos.

Personas que publicaron la noticia de este crimen en redes sociales, señalaron a este hombre como el autor del asesinato, sin embargo, la policía ya aclaró que este no disparó y tampoco discutió con el hoy occiso. Se investiga qué tipo de vinculación tuvo en el caso, pues una de las hipótesis indican que se trató de un crimen planeado y no se descarta que el choque haya sido premeditado para obligar Álvaro a acudir a ese lugar.

Las autoridades judiciales investigan los móviles del hecho de sangre ya que la víctima no tenía antecedentes judiciales ni le conocieron de amenazas o problemas y descartan que haya sido por un hecho de intolerancia por un accidente de tránsito.