Lo investigan por un muerto y un herido

A la cárcel fue enviado Luis Enrique Hernández Marín, alias “El Ñato”, quien es investigado como el presunto responsable del homicidio de Darwin Ocampo Castaño, hecho donde también resultó herido Oscar Robinson Giraldo Orozco en el mes de diciembre del año pasado.

Los hechos ocurrieron el 8 de diciembre del año 2019 en la carrera primera con calle 28, del barrio Nuevo Peñol, a las 9:00 de la noche, allí estaba Darwin, de 30 años de edad, departiendo con algunos amigos y fue sorprendido presuntamente por El Ñato, quien según los testigos, le disparó por la espalda; pese a que el hombre fue trasladado al hospital San Jorge, murió.

En ese mismo atentado resultó herido Óscar Robinson quien logró recuperarse de las heridas.

La fiscalía manifestó que en entrevistas rendidas por la madre del hoy occiso, esta afirmó que antes de que su hijo entrara a cirugía señaló al hoy judicializado como el sujeto que le propinó los disparos, al parecer, por problemas personales que se venían presentando desde hace dos años por defender a un amigo de la comunidad LGTBI. En esa ocasión tuvieron una pelea con machetes y cuchillos.

Por su parte, el lesionado afirmó que estaba tomando cerveza en el lugar mencionado con su amigo, cuando vieron que se le acercó un hombre vestido de negro con un casco del mismo color, sacó una pistola, empezó a disparar y luego salió huyendo.