La amenaza que podría terminar en feminicidio

A la cárcel enviaron a Jhon Alexánder Marín Ramírez por el delito de violencia intrafamiliar agravada después de que fuese capturado por investigadores del CTI quienes tenían una orden de captura en su contra por dicho delito.

Según la Fiscalía, el 21 de agosto de 2019 la víctima, excompañera del detenido con quien tiene un hijo en común, denunció los atropellos a los que era sometida por parte su expareja.

Contó la víctima en entrevista que el 31 de junio fue a la Comisaría de Familia en Cuba donde llevaban una conciliación sobre la cuota alimentaria de la menor, el hombre asistió a la diligencia y al salir de allí este la abordó y le dijo que en la comisaría estaba segura, pero que afuera no la podían cuidar.

 

Amenaza

Declaró la denunciante que en agosto le envió mensajes a su cuenta de Facebook amenazando a su familia, en los cuales también le decía “si no está conmigo, la mato”. Por ello decidió denunciarlo, pues temía por su vida.

Meses antes, en marzo, se apareció en la vivienda de la exesposa y después de gritarle desde afuera para que saliera, la comenzó a insultar, la cogió del cuello y la tiró contra la reja, ella amenazó con llamar a la Policía y por eso Marín Ramírez la soltó y se fue.

Audiencia

Este hombre fue llevado a audiencia donde después de no aceptar los cargos, la Fiscalía solicitó medida de aseguramiento en centro carcelario por el peligro que este hombre representa para su expareja, pues la ha amenazado de muerte y aunque la víctima cuenta con 3 medidas de protección, al sujeto no le valen, pues este hombre no las cumple. En aras de evitar un feminicidio el fiscal investigador pidió la medida de detención intramural.

 

Decisión

El Juez de control de Garantías avaló la petición de la Fiscalía y lo envió a prisión de manera preventiva mientras continúa el proceso.