Joven murió tras accidente en mina artesanal de Irra

Por aspiración de gases tóxicos como el propano e inmersión en agua, murió Johan Sebastián Guerrero Gómez, de 21 años de edad, quien era oriundo de Dosquebradas.

El fatal accidente ocurrió el 7 de marzo en una mina artesanal, ubicada en la finca La Merced en el sector de Playa Dura, inmediaciones entre el corregimiento de Irra y Neira (Caldas).

A las 4:35 de la tarde del sábado el Cuerpo de Bomberos de Irra fue alertado de la emergencia por un habitante del sector de Tapias, vereda de Neira, quien solicitó presencia inmediata en dicho sector. Dos unidades móviles de rescate de los bomberos de Irra llegaron al lugar.

 

Lo rescataron

Compañeros del hoy occiso que también estaban en la mina no pensaron en las consecuencias que el accidente podría traer para ellos, pues en su mente siempre estuvo rescatar con vida a Sebastián. Los mineros estuvieron por una hora extrayendo agua de la excavación para sacar al joven del lugar y en esa heroica labor se ayudaron de algunos elementos como motores para dispersar el líquido. Cuando lograron sacar a Sebastián de allí, bajaron con él por las aguas del río Cauca, al joven lo transportaron en neumáticos y sosteniéndolo con una estopa.

 

Se habían ido

Los bomberos llegaron al sitio, pero no vieron a nadie, por lo que decidieron regresar, minutos después un motociclista los alcanzó y les dijo que regresaran de inmediato, pues los mineros habían llegado con el joven accidentado.

 

No se salvó

A las 4:45 de la tarde Sebastián fue trasladado por los bomberos al Centro de Salud de Irra, allí los galenos hicieron lo posible para salvarlo, pero a las 5:21 de la tarde el joven no resistió y falleció.

 

Su vida

Desde muy pequeño Sebastián se radicó con su familia en el corregimiento de Irra, y al igual que muchos niños del sector, abandonó el estudio para trabajar en las minas artesanales que hay en la zona. Cursó hasta grado séptimo de bachillerato. Este joven era conocido como El Joe y será recordado por sus destrezas con la bicicleta y su afición por el ciclomontañismo, deporte que le gustaba practicar.

 

La cifra

50 minutos es el tiempo que hay desde la mina al centro urbano de Irra.