Hermanos estarán 8 años en la cárcel

En la cárcel tendrán que pasar 8 años y 6 meses los hermanos Carlos Alberto y Willinton Fernando Peláez Gómez, quienes renunciaron a ir a un juicio y prefirieron hacer un preacuerdo con la fiscalía,  aceptando su responsabilidad por haber intentado asesinar a Alexánder Cerón Montoya.

El preacuerdo consistió en degradar su responsabilidad de coautores a cómplices por el delito de tentativa de homicidio agravado, pues pusieron a la víctima en estado de indefensión; así, el juez Quinto Penal del Circuito avaló el preacuerdo y los sentenció a la pena de 104 meses,  pena que deberán cumplir en establecimiento carcelario.

El hecho

Recordemos que todo ocurrió el 14 de abril en las afueras de una discoteca ubicada en el Parque Industrial donde Cerón Montoya recibió alrededor de 13 puñaladas.

Eran las 3:00 de la mañana donde primero entró la víctima y al parecer luego llegaron los hermanos, allí comenzaron a hablar, pero esta conversación se tornó en discusión y fue así como tuvieron que sacarlos de establecimiento; afuera uno de los hermanos se le adelantó de la víctima y le obstruyó el paso, lo que aprovechó el otro para darle la primera puñalada por la espalda. Ya con el hombre inmovilizado e indefenso, comenzaron a herirlo y a quien intentaba ayudarlo no lo dejaban ni arrimar.

Se salvó

Este hombre se salvó porque fue llevado a tiempo al hospital. Varias personas presenciaron el hecho y reconocieron a los dos sospechosos como el Bizco y el Mocho, dos hermanos que después fueron identificados por las autoridades con la ayuda de varios testigos y hasta la propia víctima  que realizaron el reconocimiento fotográfico de estos dos individuos, pues cada uno tiene señas particulares en su cuerpo que ayudan a identificarlos.

Estaban con domiciliaria

El 5 de septiembre del año 2019 durante las audiencias preliminares, la fiscalía pidió una medida de aseguramiento en centro carcelario, sin embargo, los requisitos para ella no se cumplían a cabalidad, toda vez que ninguno tiene antecedentes penales y en cinco meses que han transcurrido desde el atentado la víctima no ha recibido amenazas. Así que el Juez decidió darles una medida de aseguramiento en su lugar de residencia.